Rancho Las Voces: 08/01/2014 - 09/01/2014

Edición 148 / Prólogo

EL PRIMER SIGLO DE LOS SIGLOS DE JULIO CORTÁZAR


El escritor en 1967. (Foto: Archivo).

Ciudad Juárez, Chihuahua. 1 de septiembre de 2014. (RanchoNEWS).- En el centenario del nacimiento de Julio Cortázar hemos hecho un apartado en la sección de Literatura con este título para rendirle un humilde, pero muy cálido homenaje.

Ahí se encuentra una nota de Juan Cruz de El País, cuyo título es sumamente acertado: El niño de los cien años.

En ella reproduce un fragmento de una entrevista que le hizo la periodista mexicana Helena Poniatowska: «Sí, yo creo que fui un animalito metafísico desde los seis o siete años. Recuerdo muy bien que mi madre y mis tías –mi padre nos dejó muy pequeños a mi hermana y a mí–, en fin, la gente que me veía crecer, se inquietaba por mi distracción o ensoñación. Yo estaba perpetuamente en las nubes. La realidad que me rodeaba no tenía interés para mi. Yo veía los huecos, digamos, el espacio que hay entre dos sillas, si puedo usar esa imagen. Y por eso, desde muy niño, me atrajo la literatura fantástica»

Luego de repasar su vida, Cruz concluye en la atmósfera triste del fin de su vida: «El fin vino después de varias tristezas, la muerte de Carol Dunlop, su propia enfermedad. Mario Muchnik, su amigo y editor, lo invitó a su molino de Segovia. Cortázar podía ser circunspecto o alegre, pero en ambas actitudes conservaba la mirada del niño que fue, asustado o curioso. Aquí, sin embargo, en su último viaje español, su mirada era esencialmente la de la tristeza. Muchnik lo retrató en una fotografía inolvidable en la que Julio aparece escribiendo sin decir cómo le habían sobrevenido el tiempo con su noche. Aquel niño que fue siguió con él, un animalito metafísico buscando el hueco».

Jesús Alejo Santiago de Milenio se encarga de reproducir la opnión que tenían de él tres de sus contemporáneos Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa

En tanto que Virginia Bautista, de Excélsior, examina la relación entre Julio Cortázar y México, y escribe: «El autor de Rayuela, de quien hoy (26 de agosto) se conmemora el centenario de su natalicio, cultivó desde entonces su amistad con escritores como Octavio Paz y Carlos Fuentes, demostró su admiración por Juan Rulfo y Juan José Arreola, vacacionó en las playas de Zihuatanejo y publicó su segundo libro de cuentos, Final del juego (1956), entre otros proyectos que emprendió en la capital».

Por su cuenta, El Cultural ofrece la impresiones de la primera lectura de Cortázar en escritores españoles como Fernando Aramburu (San Sebastián, 1959) –un poeta, narrador y ensayista– quien expresa:

«Leí a Julio Cortázar a edad temprana. El fervor que me despertaron sus cuentos no ha decaído. Hay un Cortázar oral, del que quedan unas cuantas muestras en internet, que sigue causándome admiración. No he cesado de sentir simpatía por esas cosas tan suyas como el jazz, el metro de París, el inesperado hecho fantástico en medio de las horas cotidianas. Con todas mis fuerzas he intentado que me gustasen sus novelas. Descontando algunos tramos sueltos de Rayuela, nunca lo conseguí y me temo que ya no tengo fuerzas para nuevas tentativas».
.

En la sección de Poesía, por obvias razones, en esta ocasión tenemos textos de los palestinos Ibrahim Tuqán, Mahmud Darwish y Salim Yubrán.

El fotógrafo mexicano Armando Arias, nuestro corresponsal en la ciudad de Querétaro, nos envía un ensayo fotográfico sobre Frida Kahlo, según Armando Arias.

Y damos la bienvenida a un nuevo colaborador, Felipe González Ortiz quien participa con la crónica «La ciudad de Puno, Perú - La primer mirada de un visitante a los sikuris (1)» y el texto «Rodríguez - Cantar desde el margen».

Don Justiniano nos ofrece la etimología de la palabra boicoteo.

En información regional tenemos el resumen del Festival Internacional Chihuahua, en su X edición, que fue cambiado al mes de agosto. Se incluyen reseñas de las participaciones de artistas como DakhaBrakha, Lila Downs, Yuri Buenaventura, Teresa Salgueiro y Óscar Chávez.

Escenificaciones como A Midsummer Night's Dream de Synetic Theater, La Muela del Rey Farfán de la compañía Teatro Sea y Paris! Le Spectacle, sin olvidar el tradicional Omáwari. Además de noticias y fotonotas del evento.

En la sección de Textos, el maestro Juan Amparán recuerda al recién fallecido escritor chihuahuense Textos «Juan Holguín Rodríguez».

La UACJ anunció que festejará su aniversario con un magno concierto de Guadalupe Pineda, quien será acompañada por más de cien músicos locales.

Mientras que la asociación civil Libertad América ha organizado un proyecto para rehabilitar el Centro Cultural de la Ciudad.

Reportamos también en la sección Hasta la cocina de la Expo Maridaje 2014 promoverá la gastronomía chihuahuense.

En la sección Estampas de la Frontera continuamos compartiendo el anuario de 1970 de la Escuela Técnica Comercial; y también ofrecemos la pieza Dos artículos periodísticos de Adriana Peña Fernández, nuestra querida artista plástica juarense que se encuentra en coma y para quienes deseen ayudarla pueden encontrar información en este grupo de FaceBook.

En la sección de Tin Tan, les compartimos la película del gran comediante mexicano más popular en internet: «El rey del barrio».

Ojalá que esta edición sea de su agrado.


REGRESAR A LA REVISTA




Servicio de Suscripción
* requerido
*






Email Marketing by VerticalResponse


Radio / Yuri Buenaventura: «¿Dónde estás?»



Para volver a escuchar le recomendamos que pulse el botón de PLAY


En RADIO Rancho Las Voces... Yuri Buenaventura... interpreta...«¿Dónde estás? »... en RADIO Rancho Las Voces...Dónde Estás?, te estoy llamando, Dios de niños muertos de hambre, Dios de hombres ignorantes, sin escuelas.

¿Dónde Estás?
Letra

¿Dónde Estás?
dónde estarás Dios de todos los hombres.
Dónde Estás Dios del obrero, Dios desempleado.
Dios del pobre, Dios del triste, Dios mío.

Dónde Estás?, Dios.. de madres Abatidas.
Dios de niños abandonados.
de niños trabajadores.

Dónde Estás? Dios del campesino
sin tierras y estropiados
Dios del presidiario inocente
Dios del hombre humillado.

Dios de animal extinguido, del inválido, del enfermo,del caído en una cama postrado.
Dónde Estás?, te estoy llamando,
Dios de niños muertos de hambre
Dios de hombres ignorantes, sin escuelas.
Dios de analfabeto explotado
Dónde Estás?, Dios de raza cautiva, Dios ecológico sin bombas radioactivas Dónde Estás Diosito, Dónde Estás Hermano. dónde estás Dios amigo?, dónde estás??...
Dónde Estás Diosito, Dónde Estás Hermano, Dónde estás Dios amigo?... para que escuches mi canto..
para que escuches mi canto.


para que escuches mi canto.
para que escuches mi canto.
para que escuches mi canto....

Dónde Estás te estoy llamando.
yo sé que escuchas padre santo.
y yo se que estás a mi lado.
cuando me despierto y cuando estoy deseperado.
pero alivia las lágrimas de los que siempre hayan amado.
las angustias de los que todo le han robado.
de los que salen a la calle confiados en ti padre santo.

para que escuches mi canto.
para que escuches mi canto.
para que escuches mi canto.
para que escuches mi canto.

REGRESAR A LA REVISTA


Radio / DakhaBrakha en el Festival Roskilde (Dinamarca) 2013



Para volver a escuchar le recomendamos que pulse el botón de PLAY

En RADIO Rancho Las Voces... DakhaBrakha... una de las expresiones musicales contemporáneas más originales...


REGRESAR A LA REVISTA


Estampas de la Frontera / Anuario «1970» de la ESTECOM-2

.

Portada del anuario. (Foto: Archivo)

C iudad Juárez, Chihuahua. 30 de agosto de 2014. (RanchoNEWS).- El Lic. Pedro Mejía nos compartió este ejemplar del anuario del año 1970 de la Escuela Técnica Comercial, dicha escuela fue fundada en esta ciudad en 1918 por la Cámara de Comercio de la ciudad y su primer local estuvo ubicado en las calles Lerdo y 16 de septiembre, tuvo otro local en la calle 5 de mayo y 16 de septiembre, en 1946 se estableció en la calle Ramón Corona. En la actualidad en ese edificio se encuentra la Preparatoria Enrique C. Ledezma que dirige el Lic. Mejía. 














REGRESAR A LA REVISTA

Obituario / Francisco Bajen

.
Francisco Bajen era conocido como «el pintor del silencio» En la imagen una obra del pintor.  (Foto: Archivo)

C iudad Juárez, Chihuahua. 30 de agosto de 2014. (RanchoNEWS).- El artista español Francisco Bajen, conocido como «el pintor del silencio», falleció ayer en la localidad francesa de Albi, a la edad de 102 años, confirmó la alcaldía de Monestiés, donde se encuentra el museo dedicado al creador y a su esposa, Martine Véga. Una entrega de EFE:

Bajen, nacido en 1912 en Villafranca del Bierzo (León) y oficial del ejército republicano, se exilió durante la guerra civil española en Francia, casado ya con la española Martine Véga, nacida como Libertad Granja en la localidad vizcaína de Sopuerta de Castanos en 1915 y fallecida en 1974.

El matrimonio se instaló en Saint-Juéry, en el sudoeste francés.

Bajen comenzó a trabajar como dibujante en la cercana Albi y se rodeó de un círculo de poetas y pintores.

Su recorrido pictórico se inicia en 1946, animado por algunos de sus amigos, en particular por el pintor de frescos Nicolas Greschny, con una producción de corte cubista marcada por las escenas de desnudos y la yuxtaposición de colores.

A lo largo de los años su repertorio se orienta hacia la pintura figurativa y en 1953 obtuvo un premio en el salón de Deauville, antes de comenzar a exponer en otros países europeos, Japón o Estados Unidos.

En 1999 la localidad de Monestiés inauguró el Museo Bajen-Véga, donde se exponen cerca de 150 obras del matrimonio. El diario La Dépêche du Midi informó que las exequias del pintor se celebrarán el próximo lunes en la catedral de Santa Cecilia, en Albi.


REGRESAR A LA REVISTA

Noticias / México: Carrillo Gil, médico y coleccionista; 40 años de tener un museo propio

.
Una caminata por la Ciudad de México entre Álvar Carrillo Gil y José Clemente Orozco. (Foto: Cortesía Museo de Arte Carrillo Gil)

C iudad Juárez, Chihuahua. 30 de agosto de 2014. (RanchoNEWS).- En el París de la década de los 30 del siglo pasado, el de los años inmediatos a La Belle Époque en los que el expresionismo rompió los cánones del arte, es en el que tiene origen la colección de arte Carrillo Gil, hoy integrada por más de dos mil 100 piezas. Una nota de Sonia Ávila para Excélsior:

Fue la plástica parisina de Pablo Picasso, George Braque, Henri Matisse y Amedeo Modigliani la que impactó a Álvar Carrillo Gil, médico pediatra, quien en 1931 llegó a la capital francesa para realizar una residencia de estudio durante un año, lo que cambió literalmente el rumbo de su vida.

En ese sentido, no hay mayor testimonio que dé cuenta del nacimiento de un acervo que se conceptualizó y concretó tiempo antes de convertirse en una colección pública, y en gran medida se construyó a partir de la sensibilidad innata de un hombre más cercano a la ciencia que a la pintura.

Poco tiempo después de este encuentro fortuito, Carillo Gil adquirió en México su primera obra: La Chole, un dibujo a lápiz de José Clemente Orozco, la cual detonó una «pasión» por ubicar y adquirir las piezas más representativas del arte moderno, en especial el nacional.

«Él no tiene mayores antecedentes en el arte; él nació en un pequeño pueblo en Yucatán, su madre era maestra rural y no tenía ningún elemento que lo hubiera acercado al arte antes de su estancia en París. Desde luego siempre fue una persona sensible a muchas cosas y creo que enfrentarse por primera vez a este mundo, una época en que el arte y los artistas estaban muy presentes en la vida cotidiana, fue muy importante.

«En México, estamos hablando de inicios del siglo XX, en plena época revolucionaria y él no tenía ningún antecedente artístico; sí era un hombre sensible y dado a las humanidades, pero no había sido expuesto al arte; pensemos que en Mérida a inicios del siglo no había mucho arte al público ni menos dónde educarse en arte», considera Armando Sáenz Carrillo, nieto del coleccionista.

A propósito del 40 aniversario de la apertura del museo que Carrillo Gil construyó ex profeso para su acervo, el museógrafo recuerda que luego de la estancia en París, el médico pediatra se mudó a la Ciudad de México, en donde fundó un laboratorio de medicina infantil con un grupo de colegas, y en 1938, aún con la inquietud de París, compra La Chole.

La pieza responde al periodo expresionista de Orozco, quien es, en cierto modo, el artista mexicano más vinculado con esta corriente. Entonces se establece entre el médico y el pintor una relación de cofradía que resultó en la colección más completa del artista reunida por un privado y, a la vez, en un detonante para formar el acervo matriz del museo que hoy festeja su aniversario.

La de Carrillo Gil fue una estrategia de adquisición guiada por la intuición, la sensibilidad natural hacia el arte, y, a la vez, por la opinión de su amigo artista, quien lo fue introduciendo al ambiente plástico, y no sólo le comentaba de otras obras sino que le consultaba sobre alguna propia aún en proceso, y que de manera natural se integraba al acervo.

«Se dieron situaciones de cierta oportunidad de intercambio; por la amistad cuando Orozco trabajaba en alguna obra nueva, lo llamaba y le preguntaba si le interesaba, si le gustaba o faltaba algo; digamos que le daba una primera vista, y esa pieza se sumaba a la colección. Por eso abarca muchas épocas de Orozco, se tiene prácticamente toda la obra de él».

Con la misma mecánica, Carrillo Gil se hizo de un importante acervo de David Alfaro Siqueiros, su segundo amigo más cercano, de quien adquirió la poca obra de caballete que produjo, y que más que pieza final sirvió como boceto para los murales, una suerte de apuntes para sus grandes pinturas, por lo que hay poca obra hecha específicamente en formato convencional de caballete, excepto algunas naturalezas muertas y la serie de retratos.

«Carrillo Gil no hizo una colección, hizo varias, y la colección más importante con la que llega al museo él mismo la cierra hacia 1960. De Diego Rivera compra algunas cosas muy específicas como cuadros cubistas, porque no le interesó el mexicanismo, más bien la pintura expresionista abstracta que eran las nuevas expresiones de ese momento», afirma al recordar que su abuelo sólo hizo amistad «cercana» con Orozco, Siqueiros y Wolfgang Paalen.

Ahí es donde nace también su interés por la gráfica europea y reúne trabajos específicos de Picasso, y, la más conocida, la estampa japonesa. De ésta reunió a casi todos los autores a partir de la exposición de Japón en México en 1955; eran piezas que no ocupaban galerías sino anticuarios, y es donde las compra.

A decir de Sáenz, su abuelo aprovechó una época en que la obra de caballete era considerada de menor importancia frente al impacto del muralismo, e incluso los propios artistas la producían sólo para sobrevivir económicamente, y entonces tampoco existía el mercado de galerías en el país como ahora.

La colección se fue consolidando de manera simultánea a su reconocimiento nacional e internacional, y sirvió en muchas ocasiones como «embajadora» del arte mexicano en exposiciones internacionales. El museógrafo recuerda que incluso cuando se funda el Instituto Nacional de Bellas Artes en 1947, éste solicita en varias ocasiones las piezas para exhibirse en exposiciones fuera del país.

«Es cuando se da cuenta de que la colección es importante, y toma la decisión de hacerla pública; él compra este terreno (el del museo) y empieza hacer este edificio en 1958 con la idea de que fuera para la colección, que fuera museo público, y ese sueño se consigue ya hacia el final de la década, incluso mi abuelo no llegó a la inauguración.

«Nosotros, desde mi madre como la primera testigo, siempre crecimos con la conciencia de que no éramos dueños de la obra, que esa colección no era nuestra y nosotros nada más la cuidábamos. Siempre nos dijo que era pública, que era tan importante y grande que no tenía mucho sentido que se quedara con un particular», cuenta quien recuerda que su abuelo no le leía cuentos, sino le enseñaba a identificar pintores en los libros.

«Yo empecé ayudar a cargar cuadros desde que tenía ocho años, era algo cotidiano en casa y cuando llegaba uno nuevo era motivo de fiesta. Recuerdo los caminos a la oficina de correos para recoger los paquetes de libros que encargaba del extranjero, era una gran aventura.»

La pasión por el arte llevó a Carrillo Gil a adquirir libros de artistas exclusivos, no sólo como lector ávido sino con interés particular por obras exclusivas. Al final, el coleccionista formó varias bibliotecas: la de los libros médicos que a su muerte se donaron a Mérida, la de historia del arte con los que trabajaba, que se encuentra en el museo, y la que aún está en casa que es una suerte de fondo reservado con mil 200 ejemplares únicos.

«Son los grandes libros de artistas como Picasso y Matisse, que eran más bien libros de artistas, pero eran concebidos de otra manera, que a veces como obra original, algunos en colaboración con poetas y pintores. Aún estamos pensando cuál será el futuro de este acervo.»

En casa, señala Sáenz Carrillo, queda poca obra que pudiera sumarse a la colección, y más bien se busca que el museo cumpla un pendiente: abrir una sala permanente para el acervo. Con este espacio, asegura, se tendría el recinto que el médico proyectó.



REGRESAR A LA REVISTA

Estampas de la Frontera / Dos artículos periodísticos de Adriana Peña Fernández

.
La pintora en su estudio en 1998. (Foto: Alejandro Sánchez)

C iudad Juárez, Chihuahua. 29 de agosto de 2014. (RanchoNEWS).- En la hemeroteca personal del escritor Rubén Moreno Valenzuela, director de esta revista, encontramos dos artículos periodísticos, de plana completa, sobre la artista plástica juarense Adriana Peña Fernández.

El primero fue publicado en el periódico Norte de Ciudad Juárez en la página 4D el domingo 8 de noviembre de 1998, encabezado «Rescatando a la pintora Peña», firmado por La Redacción, el sumario dice: Después de una accidentada presencia al frente del Museo del Chamizal, en la administración de Enrique Flores, Adriana Peña vuelve a los lienzos, a tratar de resolver el problema del color.

La entrevista se llevó a cabo en su taller de la calle Paraguay en la colonia Melchor Ocampo de esta ciudad. Las fotografías son de Alejandro Sánchez.

El segundo artículo fue publicado por El Diario en la página 8E el lunes 5 de diciembre de 2005, en la sección Maestros, y tiene un balazo con su nombre y está encabezado «El arte la motiva», fue escrito por Griselda Acosta con fotografías de Víctor Gámez.

Este trabajo es particularmente importante por el contenido biográfico de la artista.



















REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
*






Email Marketing by VerticalResponse

Tin Tan / «El rey del barrio»

.
Afiche de la película. (Foto: Archivo)

C iudad Juárez, Chihuahua. 29 de agosto de 2014. (RanchoNEWS).- La película más vista en YouTube de Germán Valdés es El rey del barrio, dirigida por Gilberto Martínez Solares y estrenada en el año 1949. Tiene 472 mil 583 reproducciones hasta esta fecha.




Servicio de Suscripción
* requerido
*






Email Marketing by VerticalResponse

Noticias / Ciudad Juárez: Tendrá Festival del Tequila y el Mariachi 2014 espectáculo cultural

.
Antonio Ruiz Nájera en compañía de Diana Alvarado. (Foto: CaNaCo)

C iudad Juárez, Chihuahua. 20 de agosto de 2014. (RanchoNEWS).- El Festival del Tequila y del Mariachi que se desarrollará del 25 al 27 de septiembre en la Plaza de la Mexicanidad, tendrá una proyección cultural, con la participación de las universidades Autónoma de Ciudad Juárez y Autónoma de Guadalajara, comunica la Cámara Nacional de Comercio (CANACO).

Antonio Ruiz Nájera, director de la Cámara, informó sobre los avances de los preparativos de este festival, en el cual, destacó la participación de especialistas e investigadores de historia y sociología que han realizado investigaciones sobre el tequila, como bebida tradicional mexicana.

Destacó que hasta el momento, han confirmado su participación 30 casas tequileras y se espera que sean 40 las empresas tequileras que oferten sus productos en este magno evento.

Así también, informó que se espera la afluencia de más de 5 mil asistentes por día al evento, el cual tiene proyectada una derrama económica de más de 6 millones de pesos para la ciudad, por la visita de turistas de ciudades de Nuevo México y Texas.

Por su parte, Teodoro Montes, Vicepresidente de Cultura de CANACO, indicó que como parte del espectáculo cultural que se ofrecerá a los asistentes en esta edición, se contará con la proyección de un documental producido por la Universidad Autónoma de Guadalajara, denominado Del Tequila hasta los huesos.

Además, de la exposición del Museo del Tequila donde se muestra el proceso de destilado del agave; así como una exposición del Peso Mexicano en monedas de plata que datan entre los años 1810 al 1821; mientras que el Consejo Regulador del Tequila por primera vez ofrecerá la exposición fotográfica sobre la historia del tequila en México.

En tanto, el investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), José Luis López Ulloa, dará conferencias sobre la historia del tequila y el mariachi en las exposiciones de Cata de Tequila.

En tanto, se lanzó la convocatoria para el concurso de Miss Canaco, la cual, busca elegir a la señorita representante del comercio organizado.

En conferencia de prensa, Diana Alvarado, organizadora de este certamen, dio a conocer que se buscan jóvenes entre 18 y 28 años de edad, con una estatura de 1.65 metros, complexión delgada y belleza.

Las participantes, tendrán una capacitación sobre la cultura e historia del tequila, modelaje, fotografía, entre otros, las interesadas pueden acudir a las instalaciones de CANACO a inscribirse.

El concurso, tendrá diversas etapas; inicia el 13 de septiembre con la elección de Miss Fotogenia, después Miss Bikini, en tanto, el día 25 de septiembre será el concurso de traje de gala y el viernes 26 de septiembre será la gran final.

REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
*






Email Marketing by VerticalResponse


Música / Felipe González Ortiz: «Rodríguez - Cantar desde el margen»

.
Portada de uno de sus discos. (Foto: Archivo)

C iudad Juárez, Chihuahua. 29 de agosto de 2014. (RanchoNEWS).- Asistimos a un mundo en el que Occidente pretende abarcarlo todo y los sistemas de relaciones parecen depender del mercado global y las exigencias organizacionales democráticas. Pero a la vez, emerge una revoltura que parece transitar mediante una red que encuentra en cada individuo un nodo comunicacional que lanza noticias de cabeza en cabeza y, por añadidura, de emoción en emoción y de interpretación en interpretación.

Estaba yo sentado cuando alguien a quien amo demasiado se acercó y me dijo por primera vez un nombre: Sixto Rodríguez.

Nunca antes había escuchado esa combinación fonética. El primer nombre me llevó a la antigua época de los romanos, el segundo a Latinoamérica. Luego, aquella persona, me dijo que se trataba de un estadounidense, mi universo latinoamericano se redujo a México. Pensé que sin duda era un hijo de mexicanos emigrantes, así era.

Se trataba de un México/americano, trovador blusero que se acompañaba de instrumento austero y simple de seis cuerdas que combinaba con su voz suave, casi platicada, como si quisiera ponerle música a su poesía. Una especie de Bob Dylan pero de aspecto mexicano (un ancestro identificable para la línea del rock rupestre que desarrolló Rockdrigo González en México).

El nombre Sixto, informa Wikipedia, se lo pusieron sus padres porque era el sexto hijo. Lo cierto es que su marginal fama proviene sólo del apellido Rodríguez, su nombre artístico después de intentarlo con Rod Riguez, cuyo nombre indica la autoría de su primer sencillo, según informa Wikipedia.

Nacido el 10 de julio de 1942 le toca vivir en la convulsionada época de la guerra de Estados Unidos contra Vietnam, en esa escalada alucinante que provocaron las congeladas relaciones derivadas del debate entre las dos alternativas del mundo moderno que se circunscribían al capitalismo confrontado con el socialismo. Pero si bien puede ser afortunado por haber vivido en ese tiempo, también es cierto que se encuentra al margen del centro productor de la música estadounidense y de las estrellas del rock: California.

Rodríguez nació en Detroit, esta circunstancia lo margina del lugar dónde se produce el movimiento juvenil en los Estados Unidos llamado hipismo, suma así a su marginalidad basada por el origen mexicano en los Estados Unidos una nueva, la de estar relativamente alejado de California. De esta manera, Rodríguez es como un fantasma que ronda los márgenes de su tiempo y deambula por las periferias.

El fantasma invisible compone melodías que siempre dicen algo contra sistémico, después de todo sus presentaciones son pocas (comparadas con las de otros músicos de la época tales como Dylan, Joplin o Morrison) y la venta de sus escasos tres álbumes (1967, 1970 y 1971) mínimas. Ante tal situación, la firma de sus discos decide cerrar contrato con el poeta musical y éste, recluirse en el silencio del anonimato, considerando con resignación su fracaso musical.

Pero serán los países del margen occidental moderno quienes lo recuperen. El margen llama al margen. Si las metrópolis del rock moderno (Estados Unidos e Inglaterra) marginaron a Rodríguez, serán países como Sudáfrica, Rodesia, Nueva Zelanda y Australia en donde la música del fantasma resurgirá.

Es interesante notar que países en los que la injusticia era muy palpable y los procesos marginales entre los segmentos de su sociedad muy visibles (sobre todo Sudáfrica y Rodesia), sean los lugares en los que la palabra musical de Rodríguez germina.

Se trata de los países de la modernidad marginal los que valoran la música del poeta. El margen será la marca de este músico marginal. Las discretas giras volverán a ser la cotidianidad de su vida. Australia y Sudáfrica se convertirán en los países que más escuchas de su música tendrán. El fantasma que siempre habló de la injusticia y de los jóvenes adictos de las esquinas y las mujeres abandonadas, el hombre de azúcar (sugarman), resucita cuando el margen se convierte en un clamor mundial, es decir, cuando la injusticia parece ser el pan nuestro de cada día en un mundo donde la matriz fascista parece emerger construyendo justificaciones.

Rodríguez es sin duda el músico de los márgenes que deambula en la conciencia callada de los habitantes marginados de un mundo que produce más, marginados, cada día.










.

REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
*






Email Marketing by VerticalResponse

Galería / Dan Richard Barber

.


Untitled
San Francisco, CA
2013


REGRESAR A LA REVISTA

Galería / Mariusz Lichacz

.


Milwaukee Art Museum
Milwaukee, WI
2012

REGRESAR A LA REVISTA

Galería / Jim Turner

.


Dwight Elevator
Dwight, KS
2011


REGRESAR A LA REVISTA

Galería / Karen H. Colbert

.


Railings
Ft. Lauderdale, FL
2012

REGRESAR A LA REVISTA

Galería / Ken Sklute

.


Window Shadows
China
2011


REGRESAR A LA REVISTA

Galería / John Eaton

.


Watching and Waiting
Dubai
2013

REGRESAR A LA REVISTA

Galería / Michael F. Corlew

.


Untitled
New England
2009


REGRESAR A LA REVISTA

Galería / Norman T. Robbins

.


Escape 1
Boston, MA
2012

REGRESAR A LA REVISTA

Galería / Steve Burkett

.

High and Dry
Venice, Italy
2012


REGRESAR A LA REVISTA

Galería / Len Blau

.

Interior Design
San Francisco, CA
2009

REGRESAR A LA REVISTA

Fotografía / México: Mostrarán trabajo fotográfico de Rodrigo Moya en el Cervantino

.
Campesinos mexicanos esperando a ser recibidos por algún funcionario. (Foto: Archivo)

C iudad Juárez, Chihuahua. 25 de agosto de 2014. (RanchoNEWS).- La más importante exposición retrospectiva dedicada al fotógrafo mexicano Rodrigo Moya (1934) será inaugurada en octubre próximo en el marco del 42 Festival Internacional Cervantino (FIC), llevará por título Tiempos tangibles y se exhibirá en la Alhóndiga de Granaditas, Guanajuato. Una nota de Juan Carlos Talavera para Excélsior:

La muestra incluirá poco más de 110 instantáneas sobre escenas de la Ciudad de México, personajes famosos y anónimos, el campo, los mercados, movimientos sociales, la literatura y danza, así como una exploración inédita de sus imágenes sobre el mar, los pescadores y retratos autobiográficos desconocidos, adelanta a Excélsior Susan Flaherty, curadora de la muestra y esposa del fotógrafo.

«Esta no será una exposición monotemática ni exhaustiva, sino una retrospectiva selectiva que cubre distintas etapas de su vida», señaló Flaherty, «porque incluiremos diferentes vivencias y temas de Rodrigo, como la Ciudad de México y su gente, así como los mercados, unas cuantas imágenes de la serie El trenecito, tomadas en provincia, así como escenas del campo».

Una de las grandes novedades será el montaje de una pequeña sala autobiográfica, que será la más íntima y donde se expondrán por primera vez imágenes de las distintas etapas del fotógrafo.

«Es la primera vez que trabajamos este tema, que fue idea de Gloria Maldonado, así que la dividimos en cinco pequeñas etapas: su niñez, su juventud y su paso por el Colegio Militar, luego de aquellos momentos en la Facultad de Ingeniería de la UNAM. Pero también habrá imágenes del joven profesionista de entre 20 y 30 años, y luego la etapa del hombre maduro que iba al mar y hasta hoy», explicó la curadora.

Sin embargo, reconoció que a Moya no le agradó la idea de la sala autobiográfica. «Él es de opiniones muy firmes y no quería ser protagonista de la exposición, porque para él lo importante son las fotografías».

Al final aceptó, dijo. «Pero de hecho a él no le agradó la idea de un homenaje. Sí le gusta que vean y pregunten sobre sus fotografías y los temas subyacentes en toda su obra, pero no es afín a hablar de sí mismo», aseguró.

Otra de las áreas poco conocidas del archivo del fotógrafo es la que corresponde al tema del mar y la pesca. «Esta parte nos tiene muy emocionados, porque hay cosas muy nuevas que no habíamos trabajado antes y seguramente quienes vayan a la exposición encontrarán muchas sorpresas y eso me alegra mucho».

La exposición mostrará 110 fotografías sobre plata y gelatina, de 16 por 20 centímetros, realizadas al estilo antiguo o clásico –como a él le gusta llamar–, y también incluirá una serie de 26 fotografías digitalizadas, en gran formato, que serán montadas en las vallas exteriores de la Alhóndiga de Granaditas.

En esta parte se integrarán imágenes de su serie Célebres y anónimos, que incluirá personajes conocidos como David Alfaro Siqueiros, Gabriel García Márquez, Emilio El Indio Fernández, Rita Macedo y Dolores del Río, que se completará con otras de la serie Caminantes, en la que abundan los rostros de campesinos y guerrilleros.

En esencia, Tiempos tangibles destacará la diversidad de temas que Moya ha abordado a lo largo de su trabajo fotográfico. «Y también se enfatizará esa parte de los movimientos sociales, las manifestaciones, la violencia y algunas de gente conocida en la cultura, y fotografías poco exploradas sobre teatro y danza», explicó.

Finalmente, Susan Flaherty dijo que para Rodrigo Moya la ciudad siempre fue un tema fundamental en su obra. «Él caminaba mucho por la ciudad y le gustaba verla desde diferentes ángulos y diferentes aspectos. Aunque algo curioso es que no le interesaban tanto las cuestiones elitistas, aunque él provenía de la clase media, sino que todo el tiempo se sintió más atraído por la gente marginada, la pobreza y las vecindades», detalló.

Incluso, resulta interesante la participación que tuvo en el libro México, de Ediciones Destino, que Salvador Novo escribió en 1968, donde el fotógrafo fue comisionado por el Departamento del Distrito Federal para tomar las instantáneas.

«Es interesante porque este libro, con casi 50 imágenes, marcó la pauta con el texto de Novo, quien pidió imágenes de una ciudad sin gente, lo cual no sólo era difícil de imaginar, sino que se oponía a la idea de Rodrigo. Al final, Rodrigo lo hizo y aunque tuvo problemas con Novo por su insistencia de publicar fotografías con gente… al final lo consiguió», recuerda.

«Entonces, todo se hacía con calma»

La memoria vuelve sobre tres de las imágenes que el fotógrafo Rodrigo Moya expondrá en la retrospectiva Tiempos tangibles, que será inaugurada en octubre dentro del 42 Festival Internacional Cervantino. En una aparece la Ciudad de México en medio de una polvareda; la segunda es el ejemplo de la burocracia por excelencia, en la que captó a un grupo de campesinos con el rostro derrotado; y una más sobre aquella serie que le tomó a Gabriel García Márquez, luego del puñetazo que le propinara Mario Vargas Llosa, en 1976.

En Carlos IV en el polvo, de 1966, se aprecia la estatua ecuestre que años después fue reubicada en la Plaza Manuel Tolsá. En aquella época, el fotógrafo trabajaba en las oficinas de la revista Impacto, dirigida por Regino Hernández Llergo, ubicada en el sexto piso de Reforma 12, a un costado de Excélsior.

“Aquel día salí como a las cinco de la tarde de la oficina y lo que vi era polvo… pero parecía de noche. Era una polvareda increíble que se repetía cada año en los meses de febrero y marzo”, recuerda. Y en la imagen se puede ver la famosa Glorieta del Caballito, que entonces estaba en la confluencia de Bucareli y Paseo de la Reforma, donde ya existían los edificios de Excélsior, Novedades y El Universal. Era la zona de prensa; y al fondo se observa el edificio de la Lotería Nacional.

“Así que al salir aquel día me encontré con ese espectáculo de un cielo terroso”, relata. “En el primer momento pensé que la cámara se iba a joder con tanta tierra, así que me cubrí en una esquina, tomé una secuencia muy rápida e hice varias tomas”.

Pero en la imagen se pueden ver los automóviles de la época, con las luces encendidas porque casi no se podía circular. Aquello duraba un par de horas, dice, y luego aquel polvo que provenía del Lago de Texcoco se asentaba.

«Desde entonces, Paseo de la Reforma ha tenido un significado especial para mí porque era una de mis arterias como caminante. Entonces trabajaba en Impacto y comía en las taquerías de Bucareli y bebía en El Popito o en la Universal, dos cervecerías donde nos reuníamos los periodistas».

«El Popito era una cantina muy lumpen que se ubicaba en la esquina de Morelos y Bucareli, donde pepenadores e impresores iban a beber. Era un lugar famoso porque no sólo era una cervecería con los urinarios al aire libre, sino que en ese lugar podías conseguir mota con suma facilidad.»

Y la Universal era más conocida, recuerda, estaba donde hoy es el café La Habana. «Era una cantina donde iban periodistas y fotógrafos. Ahí podías sentarte y beber cerveza porque entonces toda la gente de las redacciones y las máquinas impresoras salía del trabajo e iba a la cantina… muy pocos iban a su casa».

Pero además evoca que desde esa esquina, donde se ve este escenario terregoso, era el lugar donde estaban asentados los tacos de carnitas. «También me acuerdo que había un restaurante de guisos muy buenos y ya hacia el reloj de Bucareli estaban los mejores restaurantes. Lo cierto es que desde entonces el Paseo de la Reforma fue una arteria ligada a mi vida y con los años pude ver su crecimiento».

El cacique (1960)

En la segunda imagen se aprecia a un grupo de hombres a la expectativa. Unos llevan el sombrero en la mano y otros reflejan angustia o derrota en el rostro.

«Esa foto fue hecha para una revistita llamada Ráfaga, dirigida por Juan Martínez Ruiz, un tipo que no era periodista pero que era publicista que le sacaba lana a todo mundo. Él estaba en todas las giras de diputados, gobernadores, en los cambios de gobierno. Con eso hizo una fortuna porque vendía suscripciones por cualquier monto».

Cierto día, Martínez Ruiz le pidió que hiciera un reportaje sobre la Secretaría de Recursos Agrarios, cuenta. «Y, como entonces todo se hacía con calma, fui a ese lugar durante tres días y me encontré a estos amigos. Como puedes imaginar, la secretaría estaba llena de cuartos como éste, donde ponían a los campesinos pobres, que venían de pueblos lejanos para exponer sus problemas de tierras, tenencias e invasiones. El problema es que ahí se quedaban tres o cuatro días».

Al segundo día, Rodrigo pasó por el mismo lugar y vio a las mismas personas. «Entonces dije ‘¡Ah chingao!, dos días tienen aquí’. Al tercero volví a pasar y me acerqué a estas personas y vi a ese hombre, el cacique que está al centro. Era el jefe y me pareció interesante, por lo que establecí un vínculo silencioso con ellos, me aceptaron y luego tomé la foto centrada en ese hombre».

Pero lo más interesante del cacique, comenta, es que pese a todo parecía un jefe, con los papeles en la mano. «Aunque los pobres hombres siguieron esperando a que los recibiera alguien. Ahí puedes ver cómo unos están sentados en sillas y otros esperan en los pasillos o en el piso, mientras que en los cuartos contiguos muchos esperaban ser atendidos».

Puñetazo al Gabo

En la última se puede ver a Gabriel García Márquez con el ojo izquierdo amoratado, luego de que Mario Vargas Llosa le propinara un puñetazo. Es una imagen conocida.

Aquel día, Gabo llegó a mi casa y tocó el timbre, relata. Yo estaba en un despacho adjunto a la sala y llegó con su esposa Mercedes. Pero me sorprendió pues, aunque éramos amigos, no iba a mi casa así de pronto. Eran las 11 de la mañana y lo que él quería era documentar el golpazo que le había dado Vargas Llosa.

El novelista lo decidió así porque Moya era su amigo y un fotógrafo de su confianza, que en aquella época vivía en Illinois 57. Entonces sucedió el siguiente diálogo:

—¿Cómo estás flaco?, dijo Gabo a Moya.

—¡Qué te pasó Gabo!

—Me dio un golpecillo Mario Vargas Llosa.

Luego me contó que habían ido a una exhibición privada de cine y que, tras muchos años de no verse, años después de haber sido vecinos y muy amigos, sucedió la ruptura cuando Mario la resolvió así. ¿Los motivos de aquella ruptura? Siguen en el misterio.


REGRESAR A LA REVISTA

Fotografía / Querétaro: Frida Kahlo, según Armando Arias

.
Lia Tonali en el papel de Frida Kahlo. (Foto: Armando Arias)

C iudad Juárez, Chihuahua. 30 de agosto de 2014. (RanchoNEWS).- El fotógrafo mexicano Armando Arias ha emprendido un proyecto consistente en fotografiar a mujeres queretanas personificando a mujeres de la historia.


De este estudio compartimos algunas de sus fotografías (las demás se encuentran en su página de Facebook: https://www.facebook.com/armando.arias.378?fref=ts)

También nos ha hecho llegar el texto titulado En los zapatos del otro que a continuación reproducimos:

«Divide y vencerás» exhortaban los ejércitos romanos a sus legionarios, para vencer a los numerosos pueblos asiáticos y europeos a quienes dividiéndoles, despojaron de territorios y tributos.

La táctica romana sigue vigente: Palestinos contra israelitas, troyanos contra griegos, blancos contra negros, católicos contra protestantes, mexicanos del norte contra mexicanos del sur, y mil enconos creados por ganadores de las fracturas.

La división jóvenes contra viejos, nunca ha parecido una rencilla difícil de imponer, ya que sobran argumentos propios de cada bando, los que expresados despectivamente son filosos insultos contra los «jóvenes aletargados en su celular» o bien contra los «vejetes fastidiando con su nostalgia». Una fractura generacional es de alta rentabilidad para los mercaderes de la moda, de las nuevas tecnologías, de la música, del cine y de todo tipo de dispositivo que aspira ser adquirido en nombre de la novedad.

«Ponerse en los zapatos del otro» fue la táctica que asumió Lia, joven estudiante para superar su malestar contra la estética del Nacionalismo Mexicano, corriente ya desaparecida por lo que le parecía ajena.

Fue al realizar un estudio fotográfico –personificando al viejo ícono de la pintura mexicana Frida Kahlo– cuando la chica estudió la época del México postrevolucionario, junto con la biografía de Frida, hasta comprender los alcances de su obra y aporte a la plástica surrealista. Después de estudiar, halló que la pintora de Coyoacán, no era ni joven ni vieja, sino que al igual que ella, compartían una mirada libertaria y sensible de un mundo en donde el dolor existe a diario.

Rota la falsa barrera generacional, Lia asumió la actitud ante el lente, para fusionar a dos mujeres, que con un siglo de distancia, son frente a la cámara de Armando Arias, una misma persona en conciencia y actitud.

Galería






REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
*






Email Marketing by VerticalResponse