Rancho Las Voces: 01/01/2004 - 02/01/2004
COLUMNA / Latidos

Nueva editorial bien apadrinada

SERGIO VILA-SANJUÁN - 03:35 horas - 28/01/2004 / LA VANGUARDIA

Se llama Alpha Decay y sus impulsores son dos veinteañeros barceloneses, Enric Cucurella (director y editor) y Diana Zaforteza (socia y colaboradora), amantes del libro que se conocieron casualmente hace unos años en el cóctel de un premio Anagrama. Los padrinos son Carmen Balcells, que participa como accionista junto con las familias de Cucurella y Zaforteza, y Jorge Herralde, viejo amigo del padre del primero, que ha ayudado y aconsejado a los jóvenes editores.

Pero padrinazgos aparte, lo que cuenta es el catálogo, y a este respecto Cucurella explica que Alpha Decay aporta, por lo que a la ficción se refiere, «una línea literaria muy cuidada que se alimentará en parte de aquellos libros por los que la agencia Balcells apuesta y que no han encontrado acomodo en otras editoriales».

Entre sus primeras propuestas figuran «Los soles de la independencia», del autor de Costa de Marfil, Ahmadou Kouroma, y la traducción al castellano de «Els ventres de la terra», de Francesc Serés. En el campo de la no-ficción «apostamos por una línea de pensamiento rigurosa pero con capacidad de llegar al gran público, y en concreto por una serie de obras que conectan la filosofía con la contracultura clásica», como «La aparición de la sexualidad», del profesor de la Universidad de Chicago Arnold I. Davidson. Publicarán, dicen, un libro al mes «muy cuidado»

Susan Sontag, directora de colección

Fue por admiración y afinidad que Aurelio Major tradujo a Susan Sontag. Major, ensayista, periodista y editor mexicano, corresponsable junto a Valerie Miles de la edición española de la revista «Granta», accedió a encargarse de verter al castellano «Ante el dolor de los demás» para Alfaguara, a pesar de que en los últimos tiempos raramente acepta este tipo de trabajo. La amistad se afianzó durante el proceso de trabajo, y así salió la idea de que Sontag desarrollara una colección de libros para editorial Emecé, que dirige Miles. «Se trata de rescatar obras clave no reconocidas por la crítica u olvidadas por los lectores actuales», explica esta norteamericana residente en Barcelona.

«Revisaremos las traducciones o encargaremos versiones nuevas si las que hay son deficientes, y los libros aparecerán con un prólogo de Susan», añade.

La colección empezará en junio, con «Artemisa» de Anna Banti, y seguirá con «El caso del camarada Tulayev», de Victor Serge, en octubre. Para el 2005 la editorial relanzará el tremendo «Contra toda esperanza» de Nadiezha Mandelstam (que publicó en su día Alianza). «Serán dos títulos al año», concluye la editora

«Fum d'estampa», Jordi Nadal, Basilio Baltasar

–Con motivo de sus cinco años de vida el programa radiofónico que dirige Jordi Llavina para Catalunya Cultura organiza el 6 de febrero una retransmisión especial desde el Convent dels Àngels. Programa: diez importantes narradores catalanes actuales (“Porcel, Monzó, Marsé, Vila-Matas...”) leen los dos mejores minutos de su obra, cinco actores y actrices recitan poemas, cinco músicos interpretan. Y un grupo teatral realizará una parodia del mundo literario, punto sustancioso aún por confirmar cuando escribo estas líneas.

–Jordi Nadal no sólo es adjunto a la dirección de Paidós y activo impulsor de cursos editoriales, también es un hombre preocupado por la filosofía de empresa, según descubrimos en «Meditando el management», libro en el que apuesta, según reza el subtítulo, por un «management humanista lleno de pragmatismo». Lo ha escrito junto con Ventura Ruperti y edita Gestión 2000.

–Basilio Baltasar, responsable del premio Bartolomé March a la Crítica Literaria, se queja de un comentario aparecido en esta columna. «¿Quiénes serán esos consagrados a los que dedicamos tanta complacencia? ¿Andrés Ibáñez, Eduardo Lago, Juan Malpartida? No dejemos que el aura de Vargas Llosa sepulte a (otros) críticos que también hemos premiado con satisfacción», señala
NOTICIAS

Poeta indígena rechaza premio

BBCMundo.com

El escritor y poeta indígena guatemalteco, Humberto Ak´abal, rechazó este viernes el Premio Nacional de Literatura, Miguel Angel Asturias.

El escritor es uno de los más destacados de América Latina y ha publicado unos 22 libros de poesía y varios cuentos. Ak´abal habló a la BBC sobre los motivos que lo hicieron rechazar el galardón, concedido por el ministerio de Cultura de Guatemala.

¿Por qué rechazó usted el Premio Nacional de Literatura, Miguel Angel Asturias?


Miguel Angel Asturias, él es un escritor, Premio Nobel de Guatemala, sin embargo escribió una tesis que se titula "El Problema Social del Indio".

En esta tesis él se refiere ofensivamente a los pueblos indígenas de Guatemala entre otras cosas. Los trata con despectivas y peyorativas formas de calificación, como decir que somos una raza ya acabada.

Por lo tanto, el premio lleva su nombre, pero a mi no me honra recibirlo porque yo soy parte de esos pueblos indígenas a quienes él se refirió peyorativamente.

Sin embargo Asturias escribió el "Popol Vuh", donde rescata muchas tradiciones indígenas. ¿No es eso meritorio?

El "Popol Vuh", este es un documento que venía ya escrito, obviamente estaba en piedra, en jeroglíficos. De allí lo copiaron jóvenes indígenas.

El abad Brasseur de Bourbourg, este francés, descubrió el documento y lo tradujo al francés.

De allí lo retradujo Miguel Angel Asturias, pero debo decirle que es una de las peores traducciones que existen en lengua castellana.

¿Qué opinión le merece la literatura de Miguel Angel Asturias?

Bueno...mire, yo lo respeto como creador. Él tiene sus propios méritos en ese sentido. Yo no me meto a criticar la literatura de Asturias.

¿Es aún el racismo hacia los indígenas un serio problema en su país?

Bastante, exactamente. Es triste porque la población indígena es la población mayoritaria. Sin embargo, como se ha dicho en otras oportunidades, es una mayoría minorizada.

NOTICIAS

Cuarto Centenario de «El Quijote»

Barcelona lanza su año del Libro

Xavi Ayén / La Vanguardia

Barcelona.- Coincidiendo con el cuarto centenario de la publicación de “El Quijote”, el Ayuntamiento de Barcelona se ha propuesto convertir la ciudad en una gran fiesta de la lectura. Para ello, ha declarado el 2005 año del Libro y de la Lectura y, aplicando una estructura similar a la de los años Gaudí (2002) y del Diseño (2003), proyecta un conjunto de exposiciones, simposios, publicaciones y actos, de los que ayer se dio a conocer una parte. El comisario del evento, el periodista Sergio Vila-Sanjuán, actual coordinador del suplemento “Cultura/s” de “La Vanguardia”, explicó ayer que el objetivo del programa es “cubrir los diferentes registros, desde lo más popular hasta lo más académico, y consolidar la capitalidad editorial de la ciudad”. Una de las propuestas más destacadas del año del Libro es la idea de que, en el 2005, Sant Jordi no dure solamente un día, sino una semana entera, incluyendo una “noche blanca” con librerías abiertas.

El año del Libro tendrá varias exposiciones. Una de ellas –comisariada por la escritora Carme Riera–, en el Museu d'Història de la Ciutat, se centrará en la Barcelona de “El Quijote”. “Barcelona –recuerda Vila-Sanjuán– es la única ciudad real que aparece en ‘El Quijote’ y precisamente se destaca su potencia editorial, a través de las imprentas.” Otra muestra recordará, en el CCCB, el peso del exilio cultural catalán.

Encuentros y debates con autores de todo el mundo se distribuirán a lo largo del año. Un simposio, por ejemplo, analizará la reformulación de la novela negra que se da en los años setenta en Europa. Otro foro recogerá opiniones sobre el boom latinoamericano, el fenómeno que se gestó en Barcelona hace 40 años, “y recordaremos que García Márquez escribió aquí ‘El otoño del patriarca’, o Vargas Llosa ‘Conversación en la catedral’”. También habrá publicaciones, como la que recogerá aquellas páginas de “El Quijote” en que el personaje está en Catalunya “y oye hablar a los bandoleros en catalán. Para nosotros, la de Cervantes es una España plural”, apunta el comisario. El volumen incluirá textos de Martín de Riquer y Carme Riera. La dimensión popular del año del Libro se manifestará en la calle, con celebraciones propias e integradas en la cabalgata de Reyes o la Mercè.

En un recorrido por tres de las nuevas bibliotecas públicas de Barcelona, el Ayuntamiento estableció ayer un primer contacto con editores y libreros. Mascarell pidió la colaboración del sector para enriquecer un programa que permanece abierto. A finales de febrero, se habrá formado el consejo promotor del evento. Todo indica que el Ministerio y la Conselleria de Cultura se integrarán de algún modo en la organización.
Entrevista

Xavier Velasco: mi único don es la méndiga terquedad

Elizabeth Flores Rodríguez/ EL UNIVERSAL online


No cree en el azar ni en las casualidades, pero sí en las coincidencias. Es supersticioso y durante la gira de promoción de su novela, Xavier Velasco tuvo que rodearse de diversos rituales para sobrevivir al torbellino de un año y hasta a un amor «breve, pero fulminante», en el que estuvo envuelto desde que una mañana despertó con la noticia de que había ganado el premio Alfaguara por su novela «Diablo guardián».

El galardón fue dotado casi con la misma cantidad que la protagonista de la novela, Violetta, roba a sus padres para hacer sus fechorías, 175 mil dólares. Xavier compara haberse llevado el premio como cuando México le ganó a Brasil en la copa Confederaciones o como cuando cayó el PRI en México: «Está de locos, pero sí puede pasar».

Entre los planes para el 2004 de este chilango de 44 años, a quien Carlos Fuentes ha calificado de «buen novelista», está otra fechoría: su próxima novela. Y nos la enseña. Está en su pluma fuente de color azul turquesa, con visos color plata y más bien sicodélica a la que, dice, nadie accede y si sale de su escritorio sólo es bajo resguardo. Lo cumple. Toma la pluma con dos dedos y la muestra desde lejos: «Si ves bien, aquí está la siguiente», la mira unos segundos, la vemos y se la lleva rápidamente. «Es pluma por novela», vuelve a decir.

Para esta entrevista viste una playera color naranja, el mismo tono de la portada de «Diablo guardián». Es lunes y nos ha citado muy temprano. «Es que si me levanto tarde este día siento que ya se aflojó toda la semana. Otra superstición».

Revela también que durante la gira de promoción usó la misma ropa, el mismo color, y que antes de las presentaciones en la gira por 17 países de Sudamérica y en España del que hoy es el quinto libro más vendido en México tenía como rituales «bañarme antes, estar completamente solo algunas horas, pensar en ciertas cosas, darle vuelta a ciertos recuerdos».

Unos días después de cumplirse un año de que el escritor, otrora creador de campañas publicitarias y cronista de rock, enviara su ejemplar para aspirar al premio, hace un recuento de lo que estos doce vertiginosos meses le han significado en su carrera y del doloroso enfrentamiento con la hoja en blanco para el año que inicia. «Tengo un hervidero de grillos en la cabeza, pero por experiencia sé que más vale en este momento no sentarme a escribir porque todavía no estoy con la historia encima. Me estoy distrayendo en muchas cosas».

–¿Cómo cuáles?
–Como esta entrevista a las nueve de la mañana, como ayer irme de vago todo el día, como de seguro hoy irme de vago. Ya no estamos en épocas en las que no se puede concentrar en algo. El fin de año es un cierre, o no sé, a lo mejor tengo miedo de enfrentarme al siguiente león, entonces por eso me ando dando de cachetadas con los gatitos.
El desertor de la carrera de Literatura y Ciencias Políticas en la universidad Iberoamericana dice que también está corrigiendo un libro de relatos, bajo el título «El materialismo histérico». Aunque en realidad quiere comprarse tiempo para hacer su próxima obra: «Tengo algunos otros proyectitos que puedo publicar mientras termino esa novela. No tengo ninguna prisa para escribirla».
Del salto del anonimato a los reflectores, Velasco señala que no ha tenido tiempo para ver lo que le está pasando, «pero ha sido enormemente divertido y esperé mucho un momento como éste en el que tendría oportunidad de llevarme el libro más allá de mi país. Entonces cuando llegó, lo tomé como si fuera el último tren y estaba dispuesto a acelerarlo hasta el final. Ha sido muy intenso».

–Ya no te puedes escapar...
–Ni quiero. No tengo la menor intención (risas).

–¿A qué tuviste que renunciar para elegir este camino?
–A ser carne de cañón, es decir, a hacer trabajos que odiaba. Renuncié como un asunto religioso a la publicidad. Tal vez haga una campaña depositada en mis libros, eso sí me atrevo a hacerlo. Finalmente es mío, yo soy el cliente, pero volver a hacer una campaña nunca más. Lo hacía por dinero, era prostitución. Finalmente renuncié a dos cosas: la que ya me había aburrido y estaba podrido de eso, que era escribir de rock, y a la que odiaba que era hacer publicidad. Básicamente renuncié a todas las actividades que me impulsaban a no ser yo, a no respetar mi proyecto o a evadirlo.

–¿Y te está llenando?
–Este camino que elijo es el que hace mucho tiempo me eligió a mí, sin darme ninguna otra opción.

–Faulkner decía que si era preciso había que robarle a tu madre y ser despiadado para crear tu arte. No dudo que tú también hayas sido despiadado...

–Pues a mi madre tuve que pedirle prestado más que robarle (risas), pero sí, efectivamente, me asombra que a los escritores siempre les llamen para que sean una suerte como de árbitros morales o políticos y cosas así. Para que den su opinión impoluta sobre todos los aconteceres de la historia y yo digo, bueno, ¿quién les ha dicho que los escritores son personas necesariamente bondadosas? De entrada, sí necesita uno ser muy despiadado para trabajar un personaje. Tienes que ser un poquito el motor de los acontecimientos y con frecuencia ese motor es la desgracia. A veces uno como escritor puede convertirse en el viento de la desgracia ¿Qué piedad cabe allí? Ninguna.

«Yo no quiero escribir la venganza del hijo de Violetta»
Si no hubiera llegado a su vida en el 2003 el que él mismo llama «rescate Alfaguara», Xavier Velasco seguiría apostando. «Hubiera pedido prestado para irme a España para ver quién publicaba mi novela. Me hubiera endeudado más y en estos momentos estaría esclavizado en cincuenta proyectos ajenos para pagar todo lo que debía».
Y afirma que la apuesta no ha terminado con ella, pues «si bien no tenía más fichas que apostar estaba dispuesto, como Violetta, a salirme del casino e ir a venderme a como diera lugar para sacar más fichas».

Confiesa no saber por qué su novela fue elegida de entre casi 500 obras: «Lo que me ha hecho sentir todo esto es que tuve razón en apostar, nada más. Porque quemé todas las naves. Dije: va mi resto, pero de eso a explicarme por qué la bola cayó en el número, no tengo idea. Qué bueno que cayó, pero no me interesa saberlo porque no quiero atarme en una próxima novela. Yo no quiero escribir la venganza del hijo de Violetta. Tengo que escribir otra cosa, apostar con otro número».

Hija putativa de «Amores Perros»
Algunos diarios sudamericanos calificaron la novela como heredera del lenguaje de cintas mexicanas como «Y tu mamá también» y «Amores perros». El escritor asiente y revela que son dos películas a las que debe mucho. «Cuando vi “Amores perros”, salí profundamente desafiado. Estaba empezando a hacer la novela, además yo la vi el 3 de julio, el día siguiente de que cayó el PRI, entonces yo estaba de un comprensible buen humor. Y saliendo dije, claro que se puede hacer una película así de intensa y de bien hecha en este país. Sentí como cuando estaba en el estadio el día que México le ganó a Brasil la final de la copa Confederaciones. Pues dices sí es posible, es de locos, pero puede pasar».

Durante su gira por el sur del continente, Xavier dijo que le sorprendió le hablaran de la cinta «Y tu mamá también», pues «me di cuenta de que había servido de pequeño breviario de castellano chilango que de algún modo despejó el camino para mi español, es decir, cuando la gente ya había visto la película tenía algunas claves para entender cómo se hablaba aquí, entonces eso fue muy insospechado. Sí siento que me despejaron un poquito el camino».

–¿Y sientes que tú despejaste el camino a otros?
–Me encantaría saber eso. Yo creo que lo que hice fue despejar el camino un poquito de monstruos negativos a algunas personas que querían escribir. Es decir, hacerles un poco lo que me hizo a mí la película. Decir, ¿por qué no?, quién sabe qué engendro me salga, pero lo voy a intentar. Tengo esta idea en la cabeza, ¿por qué diablos no? Uno nunca sabe, a lo mejor pega. El gran problema con los latinoamericanos es que nos encanta quejarnos de lo mal que nos ha ido, pero nos da mucha pereza ponernos a pensar qué hay que hacer. Es el momento en el que dices ¡maldita sea, me está arañando muy feo!, pero la siguiente es que te coma, ¿y vas a dejar que te coma?”.

Escrita enmedio de música tan ecléctica que iba de Siouxsie and the banshees, Iggy Pop y punk de los 70 a Philip Glass y Bach, «Diablo guardián» tardó tres años en escribirse de manera ininterrumpida. Velasco compara este tiempo con el amor de una mujer esquiva. «A veces venían mis demonios corpulentos para decirme que sí podía hacer la novela y apenas me siento a escribir, me dicen no vas a poder, ja-ja-ja. Como una mujer, cuando uno deja de buscarla y empieza a tirar todos sus hechizos, y una vez que logra que uno vaya detrás de ella, voltea y te pregunta ¿y tú qué haces aquí?».

Durante el torbellino, vivió un amor breve, pero fulminante que ya terminó y hoy existe alguien que, dice, le importa. Sin embargo, años atrás tuvo que quedarse solo, sin dinero ni amigos y escribir en total orfandad amorosa.

Al final del día, Xavier Velasco, acepta haber salido muy «madreado» de la escritura de esa novela y reconoce que el mérito más grande se encuentra fuera de ésta misma. «Es la determinación de quien la escribe para preguntarse y ver a esos malditos demonios en el piso escupiendo sangre. Yo lo que hice fue colgarme de un personaje que no se iba a rendir nunca, entonces si no se quebraba ella tampoco me iba a quebrar yo. Por mí mismo son muy pocos los buenos propósitos que cumplo, pero si tengo un pacto con una mujer puedo cumplir cualquiera».

Que lo estereotipen los críticos o periodistas tampoco es algo que le importe. «Finalmente su trabajo es encasillarme y el mío, salirme de guacal». La fama, los nuevos amigos, las críticas y hasta las groupies, «son cosas que pasan posteriores a la novela y lo que pasa no es más que la realidad y en la realidad yo no fío. Así que todo esto que me ha venido pasando es absolutamente inverosímil como es la realidad comúnmente. No le hago mucho caso».

Y dice que su don es la terquedad. «Yo estoy haciendo mi trabajo y no me puedo creer ninguna de esas cosas. Si un crítico me dice que no sirvo y me lo creo soy un idiota, pero si otro dice que yo soy la revolución de las letras y me lo creo, también soy un idiota. Uno no se puede creer eso porque dejas de escribir, empiezas a creer que hueles mejor que el resto o que a lo mejor tienes un don especial. Y no es cierto. El único don que tienes es la méndiga terquedad y a la terquedad ni la vanidad ni el autodesprecio le van bien. No me creo nada».

NOTICIAS

Chile celebra centenario de Pablo Neruda con versos en Metro

SANTIAGO, Chile (Librusa) - Versos de Pablo Neruda aparecerán a lo largo de 2004 en las estaciones y vagones del tren subterráneo de esta capital como parte de una campaña en el Metro de Santiago en conmemoración del centenario del premio Nobel chileno.

Los versos son más bien las interrogantes que aparecen en «El libro de las preguntas» que se publicó en 1974, al año siguiente de la muerte del poeta nacido en 1904.

«Treinta años después, estos juegos verbales lanzados por el poeta serán parte de una campaña en el Metro de Santiago a propósito del centenario del nacimiento del autor chileno. Las preguntas estarán en las estaciones y vagones del tren subterráneo, así como en el canal interno MetroTV, durante todo el 2004», informó esta semana el diario chileno La Tercera.

La campaña invita al público a participar enviando las respuestas al correo electrónico respondeaneruda.cultura@mineduc.cl, indicó la fuente.

«Las mejores respuestas se seleccionarán en diciembre (y se publicarán) en un libro», concluyó el diario.


IMAC

Carta del Consejo Ciudadano a El Diario

Sr. Osvaldo Rodríguez Borunda
Director General de El Diario

Sr. Director:

Dirigimos a Usted las siguientes líneas para hacer algunas precisiones en relación al proceso de creación del Instituto Municipal para el Arte y las Culturas, IMAC, promovido por un Consejo Ciudadano, donde participamos más de veinte individuos de diversos sectores de la vida social del Municipio, y sobre la nota aparecida en El Diario el 30 de diciembre de 2003 donde se informa que el Cabildo aprobó 600 mil pesos para la realización de un estudio para la creación del IMAC:

1. Los 600 mil pesos gestionados ante el Cabildo por el Consejo Ciudadano no son para la realización de un estudio de factibilidad del IMAC, sino una previsión presupuestal para que una vez que el Instituto sea aprobado por las instancias correspondientes, este organismo descentralizado y ciudadanizado, se avoque al diseño de un Plan Municipal de Cultura.

2. El diagnóstico, las consultas y el diseño de la propuesta del IMAC corrió por cuenta y costo del Consejo Ciudadano, con la promesa, no cumplida, de una aportación mínima por parte del Gobierno Municipal.

3. Los trabajos de consulta, diagnóstico y diseño fueron avalados en todo momento por la actual administración, a través de la Secretaría Técnica, el Departamento de Normatividad Jurídica y la Comisión de Educación y Cultura del Cabildo. Los resultados fueron entregados al Presidente Municipal con licencia Jesús Alfredo Delgado y posteriormente fueron turnados al cuerpo de regidores.

4. El diagnóstico arrojó como resultado que los principales problemas culturales de los habitantes del Municipio de Juárez se enmarcan en los siguientes conceptos: xenofobia, segregación socio-espacial, equipamiento insuficiente y subutilizado, discresionalidad en el manejo de los recursos públicos, falta de continuidad y ausencia de planeación en el área cultural, perfil inadecuado de los funcionarios de cultura municipales y ausencia de una política pública en materia de cultura que articule las aspiraciones de los habitantes del Municipio de Juárez.

4. La colaboración por parte de la Dirección General de Educación y Cultura a cuyo frente está el Sr. Raúl Flores Simental fue nula.

5. Como organismo ciudadano, gestor del proyecto del IMAC, desautorizamos el uso indebido que Flores Simental haga de recursos públicos gestionados para la creación de este organismo que vendría a ser un importante factor de desarrollo comunitario, sobre todo si se trata de actividades que pretendan duplicar el trabajo que durante más de un año realizó el Consejo Ciudadano. De ser así, estaríamos ante una simulación que condemos enérgicamente y que los regidores y el actual Presidente Municipal, a quien hemos ya informado de lo anterior, no deberán solapar.

6. En breve, este Consejo Ciudadano convocará a la realización de las Jornadas sobre Procesos y Políticas Culturales: Pacto por la Cultura en Juárez con el objetivo de consultar a grupos ciudadanos e instituciones sobre los elementos de una política cultural para el Municipio de Juárez y sobre las líneas de trabajo del IMAC.

7. Agradecemos a todos quienes participaron en las consultas realizadas por el Consejo Ciudadano en 2003 y los llamamos a no dejarse sorprender por el Sr. Flores Simental.

Sin más por el momento, nos despedimos y quedamos de Usted.

Ciudad Juárez, Chihuahua 10 de enero de 2004



NOTICIAS

Lanzan sitio web “oficial” del mexicano Juan García Ponce

MEXICO, DF, México (Librusa) - Con un consejo de honor en el que destacan los nombres de Sergio Pitol y Tomás Segovia fue lanzado en Internet el sitio “oficial” del mexicano Juan García Ponce, quien falleció el 27 de diciembre tras una larga enfermedad.

De acuerdo con la presentación, el sitio Garciaponce.com parece también el saldo de una deuda “intelectual” pendiente de la propulsora del proyecto, Magda Díaz y Morales, con el autor de novelas como “El gato”, “La presencia lejana” y “La vida perdurable”, entre más de una veintena de títulos que incluye también volúmenes de cuento, poesía, ensayo y teatro.

“Me parece que fue ayer cuando te comenté que aspiraba a realizar tu Sitio oficial (no obstante que esto de 'oficial' suena a burocracia, poder, institucionalidad, etc., elementos a los que totalmente se opone tu obra, pero sólo es para especificar que sería un Sitio autorizado por ti), y de eso tiene ya cinco años”, escribe en el sitio Díaz y Morales en un mensaje dirigido a García Ponce.

“Se me atravesaron muchas cosas, unas muy buenas y otras no tan buenas, y el proyecto no podía ser concluido. Me da gran satisfacción que siempre te platicaba los planes a seguir, y aunque tenía presente la exigencia que ello sustentaba (ya que hacer un Sitio de un autor tan notable era, y es, una inmensa responsabilidad), el amor y la admiración por ti y por tu notable obra, fueron, son y serán, mi incesante aliento”, agrega la amiga y admiradora del escritor.

“Conocerte es uno de los acontecimientos más importantes y hermosos de mi vida, ¡y un extraordinario privilegio! Por todo lo que he recibido de ti (¡que generoso has sido conmigo!), por todo lo que he aprendido de ti, tanto de literatura como de la vida, muchas gracias Juan. Muchas gracias mi Maestro tan querido, mi amigo. Muchas gracias Juan García Ponce”, concluye Díaz y Morales.

El sitio cuenta con apartados de Autor (Biografía), Premios, Homenajes, Entrevistas, Textos, Fotogalería y Lecturas. En el último de “Creditos” aparecen en el Consejo de Honor Juan Bruce-Novoa, Graciela Gliemmo, María Luisa Herrera, Graciela Martínez-Zalce. Juan Pellicer, José Luis Rivas, Oscar Rivera Rodas y Raquel Serur, además de Pitol y Segovia.

También, en el Consejo de Redacción, figuran Fortino Corral, Aralia López González, Alicia Llarena, José Antonio Lugo, Sara Luz Páez Vivanco, José Luis Martínez Suárez y Margarita Vargas, mientras que el diseño corresponde a Oscar Luis Ramírez Díaz.