Rancho Las Voces: Cine / «Gigante»: 60 años del estreno de una película mítica

Cine / «Gigante»: 60 años del estreno de una película mítica

.
La película, la última que protagonizó James Dean, adquirió, casi desde el mismo momento de llegar a las pantallas, una aureola legendaria. (Foto: Archivo)

C iudad Juárez, Chihuahua. 24 de noviembre de 2016. (RanchoNEWS).- A las afueras de la pequeña localidad tejana de Marfa, al oeste del Estado, aún se pueden ver los restos de un gran decorado cinematográfico. Es todo lo que queda de Reata, la gran mansión de la familia Benedict, los personajes protagonistas de Gigante, la película dirigida por George Stevens y protagonizada por Rock Hudson, Elizabeth Taylor y James Dean, de cuyo estreno se cumplen 60 años este jueves 24 de noviembre. Una nota del blog Canal TCM de El País.

Gigante está basada en la novela homónima escrita por Edna Ferber que cuenta la historia de una dinastía de ganaderos y petroleros en el estado de Texas. La película adquirió, casi desde el mismo momento de llegar a las pantallas, una aureola legendaria. Fue la última que protagonizó James Dean antes de morir en un accidente automovilístico, pocos días después de terminar el rodaje. El filme, además, fue candidato a 10 oscars, aunque solo George Stevens se hizo con la estatuilla a mejor director.

Con el paso del tiempo la leyenda de Gigante no ha hecho más que crecer hasta convertirse en una película mítica, un título emblemático que, seis décadas después de llegar a las pantallas, sigue atrayendo la atención de críticos y de espectadores.

El poder, la avaricia, el papel de las mujeres en esa época y en esa sociedad, el racismo y las diferencias sociales son los temas que subyacen en el argumento de Gigante. Jordan Benedict, el personaje al que interpreta Rock Hudson, es el prototipo de americano anglosajón que se casa con una rica chica del Este, Leslie, papel al que da vida Elizabeth Taylor. Sin embargo, su hijo mayor se enamorará de Juana, una tejana de origen mejicano. Elsa Cárdenas, la actriz mexicana que interpretó a esa joven, recuerda en el documental como la película refleja todos los problemas que, a finales de los años cincuenta, se vivían en Texas, donde los americanos de origen hispano no acaban de ser aceptados por la población blanca. El cementerio de Marfa, por ejemplo, estaba dividido por una alambrada en dos partes. En una se enterraba a los americanos descendientes de europeos. En la otra, a los que tenían origen mexicano.

«En aquella época estábamos totalmente discriminados en la sociedad, tanto en los servicios públicos como en los restaurantes, hoteles y en los barrios. Hasta que se rodó Gigante, nadie había contado esa historia», explica Héctor Galán, director de Los niños de Gigante. «Lo que quiero es que las nuevas generaciones y los más jóvenes vean qué es lo que ocurría en aquel tiempo», afirma.

Ahora, sesenta años después de su estreno, los temas abordados por Gigante están más de actualidad que nunca tras la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales norteamericanas con sus promesas de expulsar a inmigrantes indocumentados y de construir un muro en la frontera entre México y Estados Unidos. Es lo que tienen las películas que se convierten en leyenda. El paso del tiempo no las envuelve en el olvido, sino que las hace aún más grandes, situándose por encima de todo tipo de modas y tendencias.


REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
* Email Marketing by VerticalResponse