Rancho Las Voces: Obituario / Haskell Wexler

Obituario / Haskell Wexler

.
Oscarizado director de fotografía, destacó por sus documentales de denuncia. (Foto: Archivo)

C iudad Juárez, Chihuahua. 29 de diciembre de 2015. (RanchoNEWS).- El nombre de Haskell Wexler puntúa algunos de los títulos que señalaron el cine de Hollywood en los años sesenta. Su fotografía sobresale en películas como América, América, la obra autobiográfica de Elia Kazan; Los seres queridos, la corrosiva comedia de tintes negros del británico Tony Richardson para su debut en la meca del cine, y sobre todo ¿Quién teme a Virginia Wolf?, la adaptación cinematográfica de la obra teatral de Edward Albee y ópera prima del director Mike Nichols. El contrastado blanco y negro de Wexler inmortalizará los feroces rostros de la pareja Elizabeth Taylor y Richard Burton como no habían aparecido hasta entonces en la pantalla. Su trabajo en la película le reporta su primer Oscar a la mejor fotografía y le convirtió en uno de los operadores estrella de Hollywood. Reporta Carles Gámez para El País.

Había nacido en el seno de una liberal y burguesa familia judía de Chicago. Empezó su formación en la progresista escuela Francis Parker, donde compartió aula con el futuro editor Barney Rosset, fundador del polémico sello editorial Grove Press, «una grieta en el muro de contención del puritanismo americano», como el propio Rosset definió la editorial. Tras la Segunda Guerra Mundial, donde es condecorado por su valentía durante un naufragio en las costas sudafricanas, monta su propia productora, en la que realiza documentales de carácter industrial que denotan un sello social que señalará su trayectoria profesional. Colabora con el director John W. Barnes en The Living City (1954), cortometraje que aborda el problema de los barrios marginales en las grandes ciudades nominado para el Oscar al mejor cortometraje.

El documental señalará su carrera profesional, género que le permite proyectos más arriesgados, ya sea denunciando la política exterior de EE UU o dando voz a los sectores más desprotegidos del sueño americano. Su primera gran oportunidad y éxito profesional es la película América, América, a la que suceden títulos como The Best Man (Franklin J. Schaffner, 1964) a partir de la exitosa obra teatral de Gore Vidal. A la fotografía en blanco y negro de sus trabajos cinematográficos le suceden dos producciones, En el calor de la noche y El caso de Thomas Crown —ambas a las órdenes de Norman Jewison— en las que Wexler pone de relieve su talento para la fotografía en color: retrata con tonos realistas los paisajes y la sociedad racista del sur de Estados Unidos o la Costa Este y el mundo de las altas finanzas. Entre los hallazgos visuales de El caso de Thomas Crown destaca el uso de la pantalla múltiple, que junto con los títulos de crédito del diseñador Pablo Ferro constituyen uno de los elementos más recordados de la película. Otro momento memorable de Wexler es la famosa secuencia de la partida de ajedrez entre Steve McQueen y Faye Dunaway, cargada de tensión y sensualidad con los rostros cómplices de los protagonistas en sugerentes primeros planos.

Para su ópera prima, Medio ambiente frío ( 1969), Wexler toma como paisaje los violentos sucesos de la Convención Demócrata de Chicago de 1968. La película trata de la toma de conciencia de un periodista durante el congreso del Partido Demócrata en una sociedad cada vez más fracturada a causa de la guerra de Vietnam y la lucha por los derechos civiles. Wexler volverá a primera línea de combate en el documental Introduction to the Enemy, protagonizado por Jane Fonda en apoyo del pueblo vietnamita.

En esta línea de denuncia se encuentra la pelicula Latino (1985), producción que denuncia la política exterior americana durante la era Reagan y su apoyo económico a los grupos rebeldes que intentaban derrocar el Gobierno sandinista de Nicaragua. Tampoco faltará su cámara en el famoso concierto No Nukes, el gran festival que se celebró en el Madison Square Garden en 1979 con la participación de Bruce Springsteen, James Taylor, Carly Simon, Crosby, Still and Nash y otros, primera gran manifestación musical del mundo del rock contra la energía nuclear.

La pelicula Esta tierra es mía (Hal Ashby, 1976), la biografía del cantante de folk Woody Guthrie —Wexler y Guthrie se habían conocido en la Marina durante la II Guerra Mundial— le reporta su segundo Oscar como director de fotografía. El nombre de Wexler también se encuentra en proyectos como Alguien voló sobre el nido del cuco —un rodaje que abandona por discrepancias con el director Milos Forman— o en su colaboración en la película Días de cielo (Terrence Malick, 1978), aunque la autoría —Oscar incluido a la mejor fotografía— recaerá en Néstor Almendros.

Wexler es el protagonista del documental Them Tell Who You Are (Dile quién eres, 2004), una pelicula que homenajea su trayectoria artística con numerosos testimonios, como los de Jane Fonda, Michael Douglas, Norman Jewison, George Lucas, Sidney Poitier o Paul Newmann.

Wexler nació el 6 de febrero de 1922 en Chicago y falleció el pasado domingo a los 93 años en Santa Mónica, California.


REGRESAR A LA REVISTA