Rancho Las Voces: Literatura / México: La asignación del Premio Nobel de Literatura, entre la estupefacción y el debate

Literatura / México: La asignación del Premio Nobel de Literatura, entre la estupefacción y el debate

.
Documento emitido por la Academia Sueca, desde Estocolmo, para anunciar al mundo quién es el Nobel de Literatura 2016. (Foto: Archivo)

C iudad Juárez, Chihuahua. 14 de octubre de 2016. (RanchoNEWS).- Ante el anuncio de que la Academia Sueca otorgó a Bob Dylan el Premio Nobel de Literatura 2016, algunos escritores y personajes celebraron la noticia y otros manifestaron desacuerdo. Una nota de la redacción de La Jornada con información de Ap y Afp

Se esperaba el galardón para el poeta sirio Adonis o el escritor keniano Ngugi Wa Thiong’o. Pero la designación del cantante estadunidense provocó estupefacción de varios autores y generó debate en las redes sociales.

El novelista indo-británico Salman Rushdie, mencionado como candidato en varias ocasiones, aplaudió el anuncio: «De Orfeo a Faiz, la canción y la poesía han estado íntimamente ligadas. Dylan es el heredero brillante de la tradición bárdica. Gran elección», escribió en su cuenta de Twitter.

Citada entre los candidatos potenciales, la autora estadunidense Joyce Carol Oates envió un tuit bastante cruel: «Tal vez pueda darnos explicaciones sobre Jack of Diamonds si todavía se acuerda».

Uno de los rebeldes ante la ola de reconocimientos fue el novelista escocés Irvine Welsh, quien reaccionó furioso. «Soy un fan de Dylan, pero este es un premio de nostalgia mal concebido, arrancado de las próstatas rancias de hippies seniles y balbuceantes», escribió en Twitter el autor de Trainspotting.

«Si eres un fan de la ‘música’, busca en el diccionario. Después ‘literatura’ y compáralas». Y también preguntó si el escritor Don DeLillo ha sido incorporado al Salón de la Fama del Rock.

El novelista francés Pierre Assouline, integrante de la Academia Goncourt, fue muy crítico de la decisión: «El nombre de Dylan fue citado a menudo estos últimos años, pero siempre se pensó que era una broma, y llamó lamentable atribuirle el Nobel. Me gusta Dylan, pero no tiene obra. La Academia Sueca se ridiculiza. Es denigrante para los escritores».

Mircea Cartarescu, escritor rumano, expresó: «Nadie niega que sea un músico genial y un gran poeta. Pero, lo siento mucho por los verdaderos escritores, Adonis, Ngugi, DeLillo y dos o tres más, que tenían el premio casi en el bolsillo».

La atribución del Nobel a un «trovador» reabre una polémica: ¿es escritor sólo aquel que escribe libros? Jugar con la lengua, suscitar emociones con las palabras –algo que sin duda hace Bob Dylan–, también es hacer literatura, dicen los defensores de la decisión de la Academia Sueca.

«Los puristas y otros amargados se rasgarán las vestiduras, denunciarán la degeneración del espíritu del Nobel, pero me alegro de que se reconozca también la literatura en la palabra –en el sentido poético del término– en tiempos en que muchos artistas piensan ser dispensados de la exigencia de fondo y forma en su creación», dijo el escritor Alain Mabanckou, obviamente satisfecho.

Philippe Margotin, coautor de una biografía Bob Dylan: la totale, consideró que el autor de Like a rolling stone es el gran poeta vivo estadunidense del siglo XX. Su cultura literaria es innegable, pues leyó a autores como Arthur Rimbaud o William Blake. Además, se inspiró en los poetas de la generación beat.

Cuando el profesor británico Gordon Ball nominó al cantautor para el premio 15 años consecutivos desde 1996, lo consideraron loco o realmente fuera de lugar. Así que la noticia es una reivindicación. El especialista en literatura estadunidense dijo que «hay una incredulidad de que finalmente haya pasado».

Añadió que el comité ha reconocido una gran diversidad, en términos del medio. Canciones como Blowin in the wind hicieron una diferencia para el movimiento por los derechos civiles. En pocas palabras, ha cambiado el mundo para bien.


REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
* Email Marketing by VerticalResponse