Rancho Las Voces: Cine / Entrevista a John Waters

Cine / Entrevista a John Waters

.
«No puedo ser un cineasta radical underground a los 72 años. El negocio ha cambiado», señala Waters. (Foto: Greg Gorman)

C iudad Juárez, Chihuahua. 16 de abril de 2018. (RanchoNEWS).- La agenda de John Waters durante los días de visita en Buenos Aires es agitada, por no decir frenética: a la presentación de varias de sus películas más famosas se les suman no una sino dos charlas públicas -una de ellas con una sesión de firmas de sus dos libros publicados en Argentina- y una proyección especial de su amada Fuego, la película dirigida por Armando Bo. Pero quizás la actividad más esperada, que tuvo lugar finalmente en la intimidad de su suite de hotel, fue el encuentro con la protagonista de ese film, Isabel Sarli, «extraordinaria mujer en la historia del cine», según las palabras del director de Pink Flamingos y Polyester en el catálogo del Bafici. Esa esperada reunión, durante la cual Waters y «la Coca» se conocieron personalmente, tuvo lugar apenas un par de horas antes del encuentro del cineasta con algunos periodistas y la sonrisa en su rostro tiene en parte que ver con ello, según confiesa al recibir a Página/12. El resto es simpatía pura, un elemento de su carácter bastante conocido en el mundo del cine y el espectáculo en general.

Vestido con un impecable traje que replica un follaje tropical, su cuidadísima imagen parece chocar de frente con sus legendarios apodos -entre otros el autoproclamado de Príncipe del Vómito- y su afición por el mal gusto como norte estético, pero en realidad todo viene y siempre vino en el mismo paquete: la provocación, la ironía y la inteligencia para conjugar con la ayuda de ambas un universo creativo muy personal y reconocible. «De alguna manera, Mondo Trasho y Multiple Maniacs, mis primeras películas, fueron hechas para horrorizar a los hippies, porque sabía que esa era mi audiencia. Nosotros éramos un poco hippies también. Pero lo que me parece realmente notable -ahora que estoy presentando mis películas y mis libros- es que la audiencia que se acerca a ellas es cada vez más joven, al tiempo que yo me hago más viejo. De eso estoy realmente orgulloso: que la gente joven las siga descubriendo, que sigan saliendo nuevas ediciones en bluray. En algún sentido no han envejecido y eso me pone muy feliz.

La entrevista es de Diego Brodersen para Página/12



REGRESAR A LA REVISTA


Servicio de Suscripción
* requerido
* Email Marketing by VerticalResponse