Rancho Las Voces: Noticias / México: «A Dylan no le hacía falta el Nobel», Antonio Muñoz Molina

Noticias / México: «A Dylan no le hacía falta el Nobel», Antonio Muñoz Molina

.
El escritor español, quien se encuentra de visita en México, no sólo se refirió al premio Nobel concedido al cantautor estadunidense, sino también a las enseñanzas literarias de Juan Carlos Onetti. (Foto: Notimex)

C iudad Juárez, Chihuahua. 15 de octubre de 2016. (RanchoNEWS).- El escritor español Antonio Muñoz Molina aseguró ayer que el cantautor estadunidense Bob Dylan no necesitaba el Premio Nobel de Literatura 2016 y no será más grande por haberlo obtenido, reporta la Redacción de Excélsior con información de las agencias EFE y AP.

«A Dylan no le hacía falta el Nobel para ser más grande, porque ya es todo lo grande que puede ser; mi idea sobre los premios es práctica: no me pregunto si los escritores o artistas lo merecen, sino si el premio se merece al premiado», dijo en rueda de prensa en la Ciudad de México.

El premio Príncipe de Asturias de las Letras 2013, quien participa en la Feria Internacional del Libro del Zócalo, explicó que la única grandeza de un premio es quién lo recibe y, en el caso del Nobel, hay una inflación de interés alrededor de su nominación.

«A veces ayuda a descubrir escritores importantes que sin el premio no hubiéramos leído ni ellos hubieran tenido tantos lectores; a la periodista Svetlana Alexiévich la admirábamos, pero de pronto se convierte en una sensación internacional y me dio mucha alegría», señaló.

Al referirse a algunos de los que han recibido el galardón, dijo haberse alegrado cuando se lo dieron a la poeta polaca Wislawa Szymborska (1996), a la cuentista canadiense Alice Munro (2013) y al bardo sueco Tomas Tranströmer (2011).

«A Tranströmer no lo habría leído si no le hubieran dado el Nobel, aunque el premio me resulta indiferente», acotó.

Reconoció que a veces la nominación de la Academia sueca remedia una injusticia o sirve para que una persona que ha sido pobre viva con un poco de decencia sus últimos años, lo cual no está mal.

«Kertész, el gran novelista húngaro, pasó su vida perseguido, estuvo en Auschwitz y luego sometido al sistema comunista hasta 1989; vivió pobre, de pronto le dan un millón de dólares o lo que haya sido y yo encantado», dijo.

Está con Onetti

Por otra parte, Muñoz Molina aseguró que mostrar una entrega incorruptible a lo que a uno le apasiona es lo máximo a lo que se puede aspirar en la vida, lo cual, dijo, aprendió del autor uruguayo Juan Carlos Onetti.

«Hay escritores que influyen, a otros los admiras, de otros aprendes, pero otros te convierten en el tipo de escritor que eres y uno de esos para mí es Onetti», dijo el novelista.

Al abundar sobre Onetti (1909-1994), de quien ha escrito con profundidad, defendió la filosofía del autor de La vida breve, del que aprendió una idea sinuosa de la literatura, sin insertarse en el mundo social y sí entregado a lo que le gusta hacer. «Eso me parece lo máximo a lo que se puede aspirar», reiteró.

Acerca del Premio Elena Poniatowska que ganó el año pasado por su obra Como la sombra que se va, el autor de las novelas El jinete polaco y Ardor guerrero dijo estar feliz de haberlo recibido por varias razones, entre ellas la condición de cronista de la escritora mexicana.

El ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2013 enfatizó que mediante la crónica se puede crear una literatura magistral y confesó sentirse identificado con ese momento en que la literatura se convierte en herramienta de conocimiento y de rebeldía.

Según Antonio Muñoz Molina, la crónica es tanto creación como la ficción, y solamente hay una diferencia: en la no ficción hay un pacto con el lector, de acuerdo con el cual lo escrito ha sucedido tal como se cuenta.

«La diferencia fundamental es la libertad; en la ficción eres libre, en la no ficción no eres libre», concluyó.

El escritor estuvo presente en la inauguración de la Feria del Zócalo, una de las más importantes de México, que tiene como invitadas a los sellos editoriales de Madrid y contará con importantes escritores como los mexicanos Juan Villoro, las argentina Selva Almada, la peruana Dida Aguirre, el español Antonio Jiménez Morato y el poeta japonés Kiwao Nomura, entre otros.

Dylan se agiganta en Spotify

Las escuchas de la música de Bob Dylan, Premio Nobel de Literatura 2016, aumentaron por más de 500% en Spotify.

La plataforma digital informó ayer, un día después de que se diera a conocer el premio para Dylan, que las reproducciones de las canciones del músico estadunidense aumentaron 512% a nivel mundial.

La pieza que más escucharon los fans fue Like a rolling stone, que aumentó por 258 por ciento.

Por su parte, la Galería Nacional de Retratos de The Smithsonian Institution anunció también ayer que instalará un retrato del cantautor en su primer piso.

El retrato es una fotografía tomada por John Cohen en 1962. Es una de dos que tiene la galería de Dylan.

Dylan, de 75 años, es el primer músico en ganar el Nobel de Literatura en los 115 años de historia del premio. Es considerado el músico y poeta más influyente de su generación. También es el primer estadunidense en ganar el Nobel desde que la autora Toni Morrison lo obtuviera en 1993.

La Academia Sueca le otorgó el premio por «haber creado nuevas expresiones poéticas dentro de la gran tradición de la canción estadunidense».


REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
* Email Marketing by VerticalResponse