Rancho Las Voces: Arquitectura / México: González de León es coautor del trazo original de CU, prueba experta

Arquitectura / México: González de León es coautor del trazo original de CU, prueba experta

.
El arquitecto Teodoro González de León captado en 2015, en el MoMA de Nueva York, frente al plano que realizó con Armando Franco en 1947 sobre el trazo original de Ciudad Universitaria. Ese documento, que permaneció extraviado durante décadas y fue incluido en la muestra Latinoamérica en construcción: arquitectura de 1955 a 1980, montada en ese recinto, dio origen al diseño del campus de la UNAM.(Foto: Cristina López Uribe/ Facultad de Aquitectura )

C iudad Juárez, Chihuahua. 10 de marzo de 2016. (RanchoNEWS).- El hallazgo de un plano casi mítico, mostrado por primera vez al público en una exposición montada en el Museo de Arte Moderno (MoMA) en Nueva York, confirma lo que por más de medio siglo había sido un rumor en la arquitectura mexicana: Teodoro González de León y Armando Franco son los autores del trazo original de Ciudad Universitaria (CU). Reporta Alondra Flores para La Jornada.

El recinto neoyorquino exhibió ese dibujo, que permaneció perdido durante décadas, realizado en 1947 por dos jóvenes estudiantes de arquitectura, quienes propusieron un diseño que hoy es piedra sobre volcán e el sur de la Ciudad de México.

Al tiempo que la construcción latinoamericana se erigió orgullosa en 2015 en el corazón de la Gran Manzana, mediante la muestra Latinoamérica en construcción: arquitectura de 1955 a 1980, salió a la luz ese plano que meses antes fue encontrado en una bodega en la capital mexicana.

Muy próximo a cumplir 90 años, ahora reconocido como uno de los grandes autores de la modernidad arquitectónica mexicana, Teodoro González de León pudo admirar entre los muros del MoMA el dibujo que realizó en su juventud. El rencuentro le causó alegría. «Yo lo recordaba más pequeño», alcanzó a declarar a La Jornada.

En varias ocasiones se había mencionado la participación de los entonces estudiantes González de León y Franco. Quedó sólo como anécdota. Una mala reproducción del trazo protagonista de una leyenda en entredicho era lo único que existía. Y el reconocimiento oficial a Mario Pani y Enrique del Moral como artífices de Ciudad Universitaria.

Venturoso hallazgo

La leyenda se convirtió en asombroso hallazgo cuando la historiadora Cristina López Uribe buscaba el material que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) enviaría a la exposición en Nueva York y descubrió que había aparecido el plano en una bodega los años 70 del siglo pasado.

«Aquí no hay planos, este es un archivo de fotografías y documentos», fue la respuesta que recibió en el edificio del Archivo Histórico de la UNAM en el Centro Cultural Universitario, que curiosamente acababa de recibir material de la máxima casa de estudios, y al que llegó sólo con unas fichas, sin saber qué la aguardaba. Al insistir, le fue entregado el paquete de documentos.

 «¡Cuando vi el plano, mi sorpresa fue increíble!», exclama la estudiosa. Es importante, expresa a La Jornada, porque no se había visto el original desde 1947, ni copias de buena calidad. Una instantánea que mostraba una mala reproducción de la imagen era el único atisbo que había hasta entonces. El material quedó perdido desde la creación de CU.

En el plano que hicieron González de León, de 21 años, y Franco, de 26, destaca la propuesta del gran espacio abierto del campus central y la forma en que se traza una diagonal de los espacios deportivos que juega con el otro espacio abierto libre de lava. «No es que hayan construido sobre lava, sino al revés, donde no la había», opina la experta de la Facultad de Arquitectura.

Actualmente estos dos espacios se combinan perfectamente con lo que hoy es Ciudad Universitaria.

Es fácil reconocer la disposición familiar: el estadio de un lado de Insurgentes y la Rectoría del otro, con un gran rectángulo como corazón del campus y con las facultades de Arquitectura e Ingeniería en contigüidad y de cara a las de Derecho y Filosofía y Letras. Si se compara con los planos de Pani y Del Moral, son notorias las diferencias de proyecto.

El recién encontrado plano de 90 por 132 centímetros se exhibió en Nueva York como parte de la historia del nacimiento de construcciones de la modernidad. En la exposición del MoMA se incluyó una compleja visión de las posiciones, debates y creatividad arquitectónica en América Latina, desde el río Bravo hasta Tierra del Fuego, en un cuarto de siglo de cuestionamiento, exploración y complejos cambios en la región.

Se mostraron 500 obras originales que en su mayoría no habían sido exhibidas, aun en sus países de origen, como es el caso del documento, cuya ficha museográfica informaba: Plano Anteproyecto de Ciudad Universitaria, de González de León y Franco, dibujo fechado en 1947 y que pertenece al Patrimonio de la UNAM.

Mudanza en pos de la modernidad

El plano de Teodoro González de León y Armando Franco tiene un amplio antecedente histórico.

En 1943, una zona volcánica en el Pedregal de San Ángel fue elegida para la construcción de Ciudad Universitaria, en una mudanza del Centro Histórico a la periferia con miras a la modernidad.

Tres años más tarde se convocó a un concurso de anteproyectos, del que resultaron ganadores, cada uno con una propuesta, los reconocidos arquitectos Mario Pani y Enrique del Moral.

Un par de jóvenes se acercaron entusiastas a su profesor Pani para mostrar su propio proyecto, aunque fueron recibidos con indiferencia. Sin embargo, la propuesta fue llevada hasta el entonces rector Salvador Zubirán en una reunión, gracias a la intervención del arquitecto José Villagrán García y el también estudiante Enrique Molinar, narra López Uribe, coeditora del libro Habitar CU: 60 años. Y el diseño fue recibido con gran aceptación.

A partir de ahí, el proyecto se fue definiendo y modificando con Pani y Moral a la cabeza, a quienes se ha atribuido la autoría de Ciudad Universitaria. También participaron en la creación otros arquitectos, así como figuras del arte. De esa manera se definió ese campus, que fue declarado patrimonio de la humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 2007. El arquitecto Carlos Lazo fue determinante.

Finalmente, el 20 de noviembre de 1952 dos años antes de que terminarán las obras, se hizo la inauguración oficial, encabezada por el presidente Miguel Alemán.

Fuente de polémica y escepticismo

En varias ocasiones el propio González de León habló sobre la autoría del bosquejo inicial para Ciudad Universitaria, sin embargo, sólo quedó en anécdota, algunas veces criticada o en una versión refutada.

En el libro Habitar CU: 60 años, publicado por la UNAM en 2014, se consigna la participación de alumnos aventajados que realizaron el croquis conjunto que sirvió de base, de los entonces estudiantes de arquitectura Enrique Molinar, Teodoro González de León y Armando Franco.

Más de 40 años después, ese libro documenta que fue importante la participación de esos tres estudiantes, pues los directores del proyecto decidieron que el croquis propuesto por ellos sirviera de base para el desarrollo del anteproyecto.

Sin embargo, la atribución de la idea original a González de León y Franco ha sido fuente de polémica e incredulidad.

El hallazgo, concluye López Uribe, significa que es cierto que existe este plano, del cual partió la base del diseño de Ciudad Universitaria, y «podemos afirmar que los arquitectos Teodoro González de León y Armando Franco fueron los autores de la idea original del urbanismo del campus de la máxima casa de estudios.»


REGRESAR A LA REVISTA