Rancho Las Voces: Libros / México: «Los últimos días de la fotografía» de Salvador Ortiz

Libros / México: «Los últimos días de la fotografía» de Salvador Ortiz

.
El escritor y artista plástico duranguense Salvador Ortiz.(Foto: Luis Enrique Olivares)

C iudad Juárez, Chihuahua. 9 de marzo de 2016. (RanchoNEWS).- Un fotógrafo que sólo puede relacionarse con las mujeres a través de su cámara es el protagonista de la novela Los últimos días de la fotografía, del escritor y artista plástico duranguense Salvador Ortiz (1965). Virginia Bautista reporta desde la Ciudad de México para Excélsior.

Ganadora de la 13 edición del Premio Internacional de Narrativa 2015, que convoca la UNAM, El Colegio de Sinaloa y Siglo XXI Editores, dotado con 20 mil dólares, esta obra se nutre de las tres pasiones del doctor en Letras por la UNAM: la palabra escrita, la música y la fotografía.

Después del fracaso de su relación de pareja, el artista de la lente emprende un singular proyecto para dar un nuevo rumbo a su vida, pero, en el camino, se encuentra a un  «melómano violento y excéntrico», que refugia artistas en su casa para completar una composición hecha con los sentimientos contrapuestos de sus invitados, explica.

«Ahí también, el protagonista conocerá la historia de un artilugio erótico medieval, por el que las chicas se abandonan a una sexualidad exacerbada», cuenta el también editor y catedrático.

«La novela se desarrolla en un plano simbólico. Todo el dibujo de los personajes y el tipo de acontecimientos tiene un significado metafórico», advierte el poeta.

 «Alude en cierta manera a los últimos días de la fotografía análoga, el fin de una etapa conceptual, pero sobre todo alude a un momento de cambio en la forma de percibir la vida del personaje».

El autor del poemario Esquirlas y del libro de cuentos Primaveral dice que esta historia, que no es referencia personal, tiene que ver con el contraste entre la palabra hablada y la visión.

«Me gusta la fotografía, pero esta trama incluye una reflexión sobre las artes y las relaciones amorosas. El fotógrafo se va encontrando con esquivos personajes femeninos y con un vecino entrometido, delincuente menor que consigue sin mayor esfuerzo lo que para él resulta inalcanzable», explica.

Personajes y situaciones desfilan por la novela, en la que se sobreponen voces, tiempos, recuerdos, relatos que dan la vuelta. «La idea es que los personajes tengan vida propia. La trama tiene que ver con la sexualidad, particularmente con la virilidad, con el concepto de mujer, de belleza».

Salvador Ortiz asegura que un protagonista artista tiene la misma dificultad en su confección que cualquiera. «Todos son difíciles, aunque sea un perro. Crear un personaje es complicado, porque lo tienes que conocer perfectamente. Tienes que saber cómo se mueve, cómo habla, qué aspecto tiene. Para que tenga consistencia, aunque sea secundario, tienes que conocerlo bien a él y sus gustos».

Los últimos días de la fotografía es también un texto sobre las ideas, a veces delirantes, del arte contemporáneo, que no encuentra su forma y función en los tiempos de las nuevas tecnologías, «cuando quizá se han agotado los principios artísticos consagrados».

Admite que fue un enorme reto dar vida a su primera novela, porque era algo que no había hecho.  «A partir del premio, esta propuesta posee una significación especial, por la posibilidad de llegar a un número extenso de lectores. El reto fue escribir un texto largo, con dificultades y técnica».

Narra que en el cuento,  «la estrella es la historia, el argumento, y en la novela son los personajes. Los dos géneros son retos interesantes y diferentes».

El autor concluye que esta es una novela sobre la construcción de sentido frente a una realidad fragmentaria que pareciera derrumbarse.



REGRESAR A LA REVISTA