Rancho Las Voces: 01/01/2005 - 02/01/2005

Eve Arnold


Priest Mowing the Lawn. England, 1963

Gelatin-Silver Print
16x20" Image
Unmatted
$1500 Posted by Hello

Nubar Alexanian


Gloucester Photographs

Striped Bass, Gloucester, MA 2000
Carbon
11x15" Image
16x20" Mat
8/50
$1200 Posted by Hello

Matthew Altenbach


Rolling Cigarette Posted by Hello

Marilyn Szabo


"JESSICA'S WEDDING RING"
Silver Gelatin Print
16" x 20"

other sizes available
Posted by Hello

Bunny Yeager


BETTIE PAGE...UNCENSORED

Bunny Yeager 1954
Photographs on fiber paper
16" x 20" signed $ 1,000

Posted by Hello

Steve Diet Goedde


Midori (1996)
13x19 - $800
http://www.clairobscurgallery.com/

Posted by Hello

Tom Millea


Tom Millea

email - levingallery@aol.com

Boris Rosen, rescate de un siglo


Boris Rosen Jalomer
Judith Amador Tello


Proceso

País de enormes contrastes, México encandila a menudo a los extranjeros sensibles, quienes en ocasiones le entregan su vida para asimilarlo y para asimilarse. Es el caso de Boris Rosen, con una particularidad: Este inmigrante judío ucraniano de filiación izquierdista dedicó buena parte de su trabajo a que los mexicanos se conocieran a sí mismos.



Fue el mayor y más tenaz investigador del pensamiento liberal del siglo XIX mexicano. Pero Boris Rosen Jélomer -quien falleció el pasado 23 de enero- es recordado también como un luchador social, activo en la izquierda judía y mexicana desde su adolescencia, y un promotor de la cultura yidish.

Estas y otras definiciones sobre Rosen y su obra son expuestas por Javier Garciadiego, director del Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana (INEHRM); Pablo Yankelevich, investigador de la Escuela Nacional de Antropología e Historia; Enrique Semo, secretario de Cultura del gobierno de la Ciudad de México; Nicole Giron, investigadora del Instituto Dr. José María Luis Mora; y Martha Prieto, editora de la Dirección General de Publicaciones (DGP) del Conaculta.

Garciadiego adelantó que por encargo del INEHRM, Antonio Saborit y Yankelevich habían iniciado una biografía sobre el personaje, quien nació en Ucrania en 1917, llegó a México en 1928 con una generación de judíos, y en 1957 contrajo matrimonio con la crítica de arte Raquel Tibol, teniendo como testigos a Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros.

Tibol contó a la reportera Columba Vértiz para la agencia Apro que Rosen llegó con sus padres, su hermana mayor y su hermano menor, el único sobreviviente. Otra hermana se quedó en la entonces Unión Soviética:

"Vivieron en un pueblo típicamente judío, Kutel, donde no había desaparecido cierto sentimiento antisemita en sectores de la población rusa y ucraniana en general."

Judíos de izquierda

Para realizar la biografía, dijo Yankelevich, cada martes él, Saborit y Boris conversaban. Así lograron reunir más de veinte horas de grabación. Pero hace unos meses el propio Rosen les pidió suspender el trabajo porque -les explicó- no podía estar en todo (ya se encontraba muy enfermo) y prefería continuar con la compilación de obras de Manuel Payno.

El proyecto, al cual Yankelevich calificó como "muy bonito", se remonta al año 2000:

"La historia es larga. Boris representa o representaba el último personaje de una generación de inmigrantes judíos de izquierda en este país. Entonces la idea surgió hace varios años con motivo de un evento que organizamos en el año 2000, llamado México país refugio. La experiencia de los exilios en el siglo XX. En aquel momento vino gente de varios lugares del mundo e invitamos a Boris a relatar la experiencia de su generación de judíos que llegan a México y se enrolan en la lucha contra el nazismo y el fascismo con una adscripción claramente de izquierda."

A Yankelevich le llama la atención sobre todo que habiendo llegado Rosen tan joven se hubiese acercado a una generación de alemanes y austriacos asilados aquí hasta lograr, tiempo después, convertirse en el secretario de redacción del importante periódico yidish Fraiwelt (Libertad), editado en México.

"A finales de los años treinta, principios de los cuarenta, este periódico en yidish lo dirigió durante una temporada Leo Katz, papá de Friedrich Katz (ver recuadro). Entonces Boris estuvo muy cerca de esta experiencia."

A Boris se le conoce sobre todo, recalcó, por el rescate del liberalismo mexicano, "a lo cual le dedicó los últimos treinta años de su vida, pero cincuenta años antes, la primera mitad de su vida, hizo también otras cosas, en ese sentido empieza a haber interés por rescatar esa historia de una comunidad judía que no parece muy interesada en recordar que había un ala de izquierda, preocupada por otras cosas aparte de comprar casas y marchar. Toda la dimensión cultural de esta comunidad, según él, se fue perdiendo."

Otro aspecto que consideró importante destacar es "la gran biblioteca en yidish" de Rosen, pues no sólo tenía una biblioteca en español.

En las grabaciones, agregó el investigador, Rosen habló de todo, de su llegada a México, la experiencia de su vida hasta su obra más reciente. Pero uno de los problemas que comenzaron a enfrentar en la trascripción, es que decía algunas palabras en hebreo y otras en yidish, por lo cual él mismo les estaba corrigiendo y ayudando en las transcripciones.

Yankelevich y Saborit se reunirán en los próximos días para determinar la configuración de la biografía, y publicarla.

"Nos quedamos sin Boris. Bueno, este país se quedó sin Boris."

Conversaciones telefónicas

Amigo desde hace más de cuarenta años tanto de Rosen como de Tibol, el historiador Enrique Semo lo evocó como un hombre "extraordinariamente honesto y firme en sus convicciones", no sólo por esa amistad sino por ser "un hombre de gran cultura mexicana y también yidish".

Recordó igual su actividad en la izquierda judía desde los primeros años de su vida, así como a todos los movimientos progresistas en México.

Semo se sintió afortunado por haber sido quizá uno de los últimos en hablar con él:

"Aunque ya era muy grande de edad nunca hubiera pensado que sería la última vez que yo le oyera. Hace cosa de dos meses también estuvimos en una mesa redonda sobre un libro dedicado a la izquierda judía en México en la cual él hizo gala de lucidez y nos dejó a todos un recuerdo muy emotivo."

Según el historiador la obra sobre temas judíos y de la cultura yidish abordados por Rosen cubren un gran espectro. Y mencionó también cuando el especialista en el XIX se asoció con la revista Historia y Sociedad (ligada al Partido Comunista de México), de la cual Semo fue director, donde "jugó un papel muy importante, fue un hombre verdaderamente erudito en la historia del movimiento obrero internacional".

Y desde luego destacó su papel de editor de los grandes pensadores del liberalismo decimonónico mexicano para formar la colección de obras completas de Ignacio Ramírez, Francisco Zarco, Guillermo Prieto... que nos han cambiado a todos la visión que tenemos sobre el pensamiento liberal.

"Yo lo conocí a través de Raquel Tibol, con la cual compartí muchas mesas redondas, ella me lo presentó, pero entonces ya había oído hablar de él en el medio judío, en el cual él tiene el respeto de toda esa generación, aun de aquellos que estaban en desacuerdo con sus ideas."

Investigadora también del siglo XIX y especialista en Ignacio Manuel Altamirano, Nicole Giron habló de Rosen como "una personalidad excepcional" de la cual aprendió mucho.

El 4 de junio de 2003 Rosen recibió un homenaje por su labor como investigador y compilador de la obra del liberalismo mexicano del siglo XIX, en la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Participaron en aquella ocasión además de Giron, José Luis Martínez, Semo, Rafael Barajas El Fisgón y Marcos Tonatiuh Águila, y se leyó un texto de Carlos Monsiváis (Proceso, 1388).

Girón relató en ese homenaje cómo había nacido en Rosen la intención de compilar la obra de los liberales:

"Me acuerdo de una conversación telefónica que tuvimos hace más de 20 años, en la cual después de haber preparado la publicación de las obras del yerno de Juárez, de Pedro Santacilia, Boris estaba dudando hacia dónde seguía y en esa conversación telefónica hicimos una especie de programa, un menú de trabajo por varios años.

"(...) Pero ese menú que elaboramos de una manera un poco fácil... se tradujo en una larga fila de libros que podemos, ahora, incluir en nuestra biblioteca todos los que tratamos de estudiar el siglo XIX."

Su obra

Boris Rosen se dedicó efectivamente a estos personajes editando la obra completa de Ramírez El Nigromante en 9 tomos, de Zarco en 20, asimismo publicó 30 tomos de Guillermo Prieto y 14 de Payno. Pero Raquel Tibol informó a la agencia Apro que este año saldrán otros tres tomos de Prieto y cinco de Payno, además de que Rosen alcanzó a entregar tres tomos más de Payno que saldrán en el 2006.

Martha Prieto explicó que el último trabajo entregado por Rosen sobre Prieto es de economía y se publicará en dos volúmenes (los 31 y 32). Se añadirá un índice analítico de toda la obra, el 33, con lo cual queda concluida la compilación de sus obras completas.

De Payno dijo que la DGP tiene seis libros entregados, con los cuales trabajará este año, pero Rosen le había comentado que tenía otros títulos por entregar. Indicó que ya habló con Tibol, quien verá con el asistente de Rosen para que se preparen esos nuevos tomos y quizá con ello se alcanzarían 9 o 10 volúmenes más.

Asimismo alcanzó a entregar al INEHRM un libro con obra de Benito Juárez. Garciadiego platicó sobre su contenido:

"Es una antología documental muy interesante sobre un aspecto de Juárez poco tratado. Son las diferencias con González Ortega cuando éste le reclama en 1865 que, según disposición de ley, Juárez debía entregar la presidencia o iniciar un proceso de elección electoral, porque había asumido la presidencia en 1861, ese año había sido electo.

"La respuesta de Juárez fue que en situación de guerra -el país estaba invadido por los franceses y gobernado por Maximiano, digámoslo así formalmente- pues no convenía ni era adecuado entrar a un proceso electoral, entonces mantuvo el poder. Y es todo un debate constitucional pero también político en torno a los liderazgos al interior del grupo liberal.

"Don Boris propuso al instituto su publicación y entregó estos documentos. El estudio introductorio lo está haciendo Silvestre Villegas, quien conoce muy bien esos años, y el libro se publicará tan pronto Silvestre lo entregue."

El propósito del director del INEHRM es iniciar con este libro una colección del siglo XIX, además de las ya existentes Clásicos de la Independencia, Clásicos de la Reforma y Clásicos de la Revolución, pues además el próximo año se conmemora el bicentenario de Juárez. Recordó que uno de los proyectos más entrañables de Rosen era hacer entrevistas imaginarias con los liberales del XIX. Alcanzó a publicar la de Guillermo Prieto. Su gran labor fue el rescate documental. Yo sé que él pudo haber hecho muchísimos estudios, prólogos, hubiera hecho muchísimo del siglo XIX mexicano, pero él prefirió hacer la labor de rescate."

Raquel Tibol lo dijo así: que el trabajo de Rosen ha sido "como un gran árbol que está dando frutos por acá y por allá, lo cual era una gran satisfacción para Boris, que no fueran textos muertos sino que provocaran otras investigaciones, otras revaloraciones. Eso le daba enorme alegría. Que su trabajo hubiera sido útil."
Posted by Hello

Herb Ritts


Versace Dress, Back View, El Mirage Posted by Hello

Helen Levitt


Helen Levitt
New York
c. 1942

© Helen Levitt Posted by Hello

Eadweard Muybridge


Eadweard Muybridge
Pole Vaulter
1885 Posted by Hello

Michael Kenna


Night Clouds, Muriyama, Honshu, Japan Posted by Hello

Timothy O'Sullivan


Timothy O'Sullivan
Ancient Ruins in the
Canyon de Chelle, New Mexico
1873
Posted by Hello

Sebastião Salgado


Sebastião Salgado
Gourma-Rharous
Mali, 1985

© Sebastiao Salgado Posted by Hello

DOGVILLE


Escana de la película

Producción : 41/2, Allan Young Productions, Canal +, Det Danske Filminstitut, Edith Film Oy, Film I Väst, Hachette Premiêre, Isabella Films B. V., J&M Entertaiment, KC M, Vibeke Windeløv, Gillian Berrie, Els Vandevorst, Liisa Pentilä, Peter Aalbæc Jensen y Anja Grafers

Dirección : Lars von Trier

Guión : Lars von Trier

Países : Dinamarca-Suecia-Francia-Noruega-Países Bajos-Finlandia-Alemania-Italia-Japón-Reino Unido-Estados Unidos

Año : 2003

Director de Fotografía : Anthony Dod Mantle

Fotografía : Color

Música : Antonio Vivaldi y David Bowie (Young Americans)

Edición : Molly Marlene Stensgård

Actores : Nicole Kidman (Grace), Harriet Andersson (Gloria), Lauren Bacall (Ma Ginger), Jean-Marc Barr (el hombre del sombrero grande), Paul Bettany (Tom Edison), Blair Brown (señora Henson), James Caan (el gran hombre), Patricia Clarkson (Vera), Jeremy Davies (Bill Henson), Ben Gazzara (Jack McKay)

Duración : 177 minutos

Distribución : Gussi-Artecinema

Sinopsis :

Inspirado en los principios del teatro Bretchiano, Lars von Trier filmó esta película enteramente en un escenario cerrado en el que la mayoría de los elementos escénicos están representados por marcas en el suelo. En este lugar, una mujer llamada Grace ha llegado en busca de refugio, y aunque la gente del pueblo se lo ofrece, ¿cuál será el precio que deba pagar? En contraste con la tranquila voz de cuento de hadas ofrecida por la narración de John Hurt, las actuaciones son naturales y crudas. Se trata de una parábola sobre la misericordia, la venganza y la fragilidad humana, que presupone la primera parte de una trilogía sobre Estados Unidos.

Premios :

  • Festival Internacional de Cine de Copenhagen, Dinamarca, 2003: Premio honorario al director.

Festivales :

  • Festival Internacional de Cine de Cannes, París, Francia, 2003.
  • Festival Internacional de Cine de Toronto, Canadá, 2003.
Posted by Hello

Yen Alexandra Nomikós.


Pintos

"TARAHUMARA, CAMINOS CRUZADOS" imágenes sobre la vida cotidiana de los internos en una pequeña prisión regional en Chihuahua, fotografías de Yen Alexandra Nomikós

SI DEJAMOS DE DANZAR

Si dejamos de danzar,
Onoruame
-nuestro Dios, Padre y Madre-
se entristecería.
Su tierra se marchitaría
y su sonrisa se acabaría
y caeríamos enfermos y cansados
al lado del camino
como un arbol en tiempo de sequía;
A la siembra le faltaría la lluvia
y la vida sería un mal sueño sin fin.
Nuestros niños andarían solos
con sus pensamientos,
lejos de lo demás,
y se perderían en el monte
donde Onoruame
ya no convive con el hombre
porque el hombre ya no busca su ayuda.

Si dejaramos de danzar
las cuatro columnas que sostienen el mundo
se nos caerían encima,
ya no habría alegría
en los cantos de los pajaritos,
y los animales se vengarian,
Acabarían con nosotros
como nosotros sin ningún respeto
acabamos con ellos.

Pero la danza
todavía es nuestra oración,
curación de nuestras almas,
Es el incienso
que le ayuda a Onoruame
-a pesar de todo lo que anda mal-
a sonreir y a seguir su lucha
contra la oscuridad.

Romayne Weeler

Posted by Hello

Arte correo de la fotógrafa Lourdes Almeida en Polanco


Lourdes Almeida

Segunda fase del proyecto Correspondencia habitada


MERRY MAC MASTERS

Proceso

Antes de estudiar fotografía, Lourdes Almeida tomó, desde niña, clases de dibujo, porque su madre tenía una academia de arte. Luego estudió en la escuela libre de desnudo en Florencia, Italia; y el collage tampoco es nuevo en su producción.

En sus múltiples trabajos en torno de la Virgen de Guadalupe, Almeida empleó cajitas de hoja de lata, pero distaban mucho de las cajas concebidas para el proyecto Correspondencia habitada, cuya segunda parte se exhibe desde el miércoles en la galería Oscar Román, en Julio Verne 14, colonia Polanco.

Sin embargo, es la primera vez que la fotógrafa trabaja con la modalidad denominada arte correo. Para su exposición, Almeida preparó un texto en el que describe cómo al principio del siglo XXI, a mayor velocidad, varios usos cotidianos de la comunicación se vuelven obsoletos por la llegada de nuevas tecnologías, como sucede con el servicio postal en México, sobre todo con la correspondencia privada, que a raíz del correo electrónico cada día se envían menos cartas.

''Muy pocos utilizan el servicio postal y menos aún asisten físicamente al correo. A pesar de eso, algo que todavía no se puede enviar por correo electrónico son los objetos que representan la constancia física de los afectos", dijo Almeida.
Como de niña recibía cartas, la nostalgia, entonces, la condujo a retomar la correspondencia mediante el servicio postal. El proyecto Correspondencia habitada nació del envío que le hizo su hija Gael desde la India. Le gustó tanto el paquete que no lo quería abrir. Después de un mes de cambiarlo de un lugar a otro, decidió enterarse de su contenido, pero también registrar el proceso con su cámara.

Fue así como le surgió la idea de invitar mediante carta a diferentes amigos que tiene por el mundo para que le mandaran un objeto por correo ordinario. El paquete siempre debería contener un periódico del lugar de origen, el cuál servirá para ubicar la procedencia, además de los timbres y sellos que describirían el recorrido de la pieza.

Con el objeto recibido, y demás contenido del envío, Almeida se propuso realizar una pieza-arte objeto con la técnica del collage. Hace un año expuso la primera etapa del proyecto. Ahora expone piezas que recibió de Suiza, Francia, Egipto, Inglaterra, Brasil, Estados Unidos, Puerto Rico y México.

La muestra de la Oscar Román consta de 12 collage/arte objetos e igual número de grandes fotocomposiciones digitales que documentan la apertura de los paquetes. La calidad de las fotografías a color hace que rivalicen con la viveza de las cajas, pues las impresiones contienen sus propios collages que parecen surgir de la superficie.

Si el proyecto se inició con un envío de su hija, la segunda parte se cierra con otro paquete de Gael, ahora procedente de Inglaterra, consistente en un kit con ''tips clave" para sobrevivir como estudiante en Londres.


Posted by Hello

Henry Diltz: Own a part of Rock History


Jimi Hendrix
Woodstock
$500
American Photo Magazine and photographer Henry Diltz present open edition signed prints of some of the greatest Rock photos ever taken. Check out all the great images and get yours. Posted by Hello

Yousuf Karsh


Yousuf Karsh
Ernest Hemingway
1957

© Estate of Yousuf Karsh
Posted by Hello

Yousuf Karsh


Yousuf Karsh
Humphrey Bogart
1946

© Estate of Yousuf Karsh Posted by Hello

Roy DeCarava


Roy DeCarava
Duke Ellington
1967

© Roy DeCarava Posted by Hello

Manuel Puig: Cine y Sexualidad


Manuel Puig

-La mayor parte de los intelectuales argentinos exiliados volvieron al país tras la caída de la dictadura militar. ¿Por qué usted no volvió?

-Cuando todos estaban en el exilio ninguno se interesó por mi suerte, nunca. Sobreviví con mis medios. Quizá fue demasiado fuerte el rechazo que sentí. Sobre el eco de mi obra le diré una cosa y no me va a creer. Desde hace dos años "El beso de la mujer araña" circula libremente y sin embargo no salió ni siquiera un comentario. Con Alfonsín la censura no existe más, pero no se escribió una sola línea para un iibro que ha suscitado tantas reacciones, positivas y negativas en tantos países del mundo.

-Después de Italia y París se fue a Nueva York. Ahora vive en Río de Janeiro en vez de Buenos Aires. ¿Por qué abandonó Nueva York, el centro del mundo?

-Soy afortunado, no tengo necesidad de vivir en una ciudad, de ir a la oficina. Mi trabajo lo puedo hacer donde sea. Y Nueva York tiene esos inviernos tremendos, esos veranos ardientes, y en un determinado momento, me pareció que no era muy sano. Me fui también por la llegada de Reagan; yo no creía que el pueblo americano llegara al punto de elegir a Reagan, que tenía en sus espaldas el caso Angela Davis, porque él era el gobernador de California cuando aquello sucedió. Y poco a poco sentí que, incluso, el clima cambiaba. Yo, por ejemplo, había vivido en Estados Unidos durante todo el período del movimiento hippie, que había sido una cosa muy grande, muy importante, y ver cómo se moría en un espectáculo que no podía soportar. Para mí, Europa y Estados Unidos son, de todas formas, lugares para volver, pero para mi vida cotidiana necesito una realidad sudamericana. En Brasil hay una tolerancia que yo no había encontrado nunca, distinta de la de Nueva York, donde podés andar desnudo y ninguno dice nada, pero porque de alguna manera nadie te ve ni te observa. La mirada carioca es otra cosa, no es critica pero jamás es indiferente.

-¿Qué piensa el autor de "El beso de la mujer araña" de esta version cinematográflca y americana?

-Cuando la vi solo, en la cabina de montaje, antes de que saliera sobre la pantalla, estaba muy preocupado, me parecía muy distinta del libro... Y ya me había preocupado antes, por la elección de los protagonistas. No los veía en sus papeles, eran muy distintos físicamente. El actor Raúl Julia, demasiado viejo para Valentín, que es un chico de 26 años, y William Hurt, con un físico demasiado definido. A Molina me lo imaginaba al borde de los 40 años, con poco cabello, ni lindo ni feo... En la novela, Molina es un personaje gris, que no asume su cuerpo. Y en la cabina se me confirmaban todos mis temores. Pero cuando después la vi con el público fue una sorpresa enorme. Sentí que quien había realizado la película había alcanzado a comunicar mucho de lo que yo había querido decir con el libro. Por otros caminos, pero lo había hecho. Así es que puedo decir: ésta no es mi película, es la película de Babenco. pero yo estoy satisfecho.

-De todas maneras ni la CBS ni Héctor Babenco, el director de la película, pidieron su colaboración para el guión -en el que usted tiene la experiencia de "Boquitas pintadas" y de "Recuerdo de Tijuana"- ni para la dirección. ¿Por qué? ¿Para tener mayor control sobre el texto y sobre la película?

-Yo tuve un control mínimo, esto es cierto, pero había vendido los derechos y por lo tanto no debo lamentarme de nada. La dirección, en realidad, me la habían casi ofrecido, pero yo no la quise. No me gusta el trabajo de dirección, me parece demasiado autoritario. Para el guión, en cambio, no es que no haya querido, yo lo habría hecho, pero desde el principio habían decidido que tenía que hacerlo un norteamericano. Yo conozco bien el inglés, escribí inclusive un libro en inglés, pero quizás ellos no se confiaban lo suficiente.

-¿Cómo cree usted que se expresa el tema de la homosexualldad en la película?

-Me parece que la película puede ser una metáfora de lo que yo pienso de la homosexualidad. Para mí, la homosexualidad no existe, es una proyección de la mente reaccionaria. Quiero decir: hay personas que realizan actos homosexuales, pero sería necesario entender que el sexo no tiene trascendencia, no tiene peso moral. El sexo es como comer, beber, dormir, forma parte de la vida vegetativa y por esto es que no me parece que la identidad deba pasar a través de la sexualidad. La idea de dar un peso moral al sexo es un crimen cometido hace muchos siglos, se dice que fue un patriarca el que concibió esta monstruosidad para controlar a las mujeres.

-¿Entonces usted tampoco cree en la identidad gay, en la cultura gay?

-Yo admiro mucho a los movimientos de liberación gay pero creo en la integración y pienso que hay que hacer una propuesta más radical: negar el sexo como signo de identidad. Yo he tenido conflictos muy graves con la cultura gay, pero creo que es un hecho necesario porque estamos en un estado de transición. Por otra parte, mi crítica más amarga es que en Estados Unidos a las minoas se las calma así, formando un ghetto. Y es el ghetto lo que a mí no me parece bien. Cuando la película se presentó en Cannes suscitó polémicas irritadas entre algunos críticos sudamericanoss molestos por lo que definían como una imagen sin matices del joven revolucionario. En la película, en efecto, Molina es asesinado por los compañeros de Valentín y ese gesto parece una verdadera crueldad, una prueba de falta de humanidad. También en el libro Molina es asesinado por los revolucionarios, pero es él el que lo pide antes de que la policía descubra la cita, porque sabe que si lo meten preso no va a tener la fuerza de no hablar y así es que prefiere morir. quedar limpio a los ojos de la persona amada, en un sentido romántico y muy femenino ¿no? Porque antes que nada, para él está el rol que se ha elegido en la vida. Por lo demás, toda la novela es una reflexión sobre los roles; los dos personajes están oprimidos, prisoneros de los roles, y lo interesante es que en un cierto momento logran huir de los personajes que se han impuesto. Pero no es que superen todos los límites; Molina queda como la heroína romántica que elige la muerte bella, el sacrificio por el hombre amado.

-¿Y la dureza, el aplanamiento del personaje de Valentín?

-Sí, en el libro y en las versiones teatrales Valentín tiene más matices, en el film es menos conflictivo y también menos contradictorio. Quizás esta graduación es la que funcionó para el público norteamericano, la otra en cambio no los habría convencido. Quiero decir... un público reaccionario encuentra, por ejemplo, simpático a este Valentín, porque queda golpeado por su generosidad, por el hecho de que él sea capaz de hacer un sacrificio como hacer el amor con el otro, contra todos sus prejuicios sexuales. En resumen, yo no siento mía la película pero veo que funciona, y con eso me quedo en paz.

-Usted una vez escribió que su elección de la literatura, respecto del espacio cinematográfico, se debía también a una posibilidad de "realismo" que el cine no permite...

-Cuando elijo una historia realista me encuentro mucho mejor con la literatura porque siento el realismo muy ligado al método analítico de trabajo, que permite la acumulación de detalles. En el cine, en cambio, me siento mucho más a gusto en las narraciones fantásticas, alegóricas. Para mí, la fantasía es síntesis, como el cine, como los sueños nocturnos, verdaderos modelos de síntesis donde en un minuto pasa delante nuestro una historia entera. El realismo cinematográfico, en cambio, me da un poco de miedo, tengo miedo de quedar encerrado en un realismo fotográfico.

Entrevista de Giovanna Pajetta a Manuel Puig aparecida en Crisis, Nº41, abril de 1986. ©
Posted by Hello

Avedon at Work in the American West


Jordan, Montana, 6/27/83
Laura Wilson
Miles City, Montana, hosts the most “Western” of events each May, a bucking horse sale. Rank horses, brought in from ranches, buck and lunge out of chutes as an auctioneer briskly sells the stock to rodeo contractors from all over the West. One night after the sale, Avedon and Wilson went to a bar in Miles City and met by chance, Richard Wheatcroft. He was twenty-four and ran the cattle his grandfather had put together starting in 1914 with a homestead allotment of 320 free acres. His grandfather continued to buy land during the Depression and in times of drought from hard-up neighbors.

In 1978 Richard found his father crushed to death under a tractor, and the responsibility of running the 15,000-acre ranch near Jordan fell to him. In Wilson’s picture Richard Wheatcroft is in the center. Brad, his brother, who worked as a Lawyer in Miles City, is on the right. The girl on the left, Patty, became Richard’s wife. Posted by Hello

Mark Leong's China Obscura


GUANGXI, 1989.
Public toilet. Posted by Hello

Elizabeth Dalziel


Sri Lanka
After the Wave
January 2005

by Elizabeth Dalziel

I thought the day after Christmas would be one of leisure, so I prepared a stack of music CDs to burn on my iPod. Headlines scrolled across the television screen: Sri Lanka was hit by floods.

Since the tropical island off the southern tip of India is part of my territory as South Asia Photo Editor for the AP, I called down to Colombo to check on the reports. By the time I logged on to the AP network to check the wire, the death toll had risen to 120 in Sri Lanka. Within an hour, I was booked on a flight from New Delhi to Colombo.
Gemunu Amrasinghe, our chief photographer in Colombo, was down south to drop off his mother for a big Buddhist holiday in the area and got trapped. I tried to get in touch with Gemunu but he was out of range. A message popped on my computer screen that said he was in a house that had collapsed and might have been hurt.

As the death toll kept climbing, there was news that areas of southern India were also being hit by large waves. Our desk editor Sebastian John was on duty. Gurinder Osan, another New Delhi-based photographer, and I looked at the map to determine which photographers should go where. Our first call was to M. Lakshman, our photographer in Madras, the capital of southern Tamil Nadu state, and told him to get to the scene.

Gurinder booked a flight to join Lakshman; still no word from Gemunu.

Eranga Jayawardena, another Colombo-based AP photographer, traveled to the closest coastal area and came across with photos that we put out on the wire early, in time for Asian deadlines. AP was the first to have pictures out of Asia, and it showed in the play the next day, when Eranga managed to get 100 front pages with the first photos of the Boxing Day tsunami, one of the largest natural disasters of modern times.

Logistics, mobilizing people and safety are major components of my job. Over the first few days of the unfolding drama, we would have to deal with Gemunu's digital camera body and wide-angle lens being lost to the sea, as well as Gautam Singh's camera also lost to the flood waters in Tamil Nadu. Eranga's camera stopped working and our sat phones would not connect properly to our laptops, forcing our photographers to drive for seven to eight hours in gridlock, back to Colombo to send images to our control bureau in Tokyo.

My first day on the ground in Sri Lanka came some 16 hours later. Pyasena, our trusted driver -- essential in such calamities -- picked me up at the airport with Malaysian photographer Vincent Thian at 2:30 a.m. on Monday. We first drove to Gemunu's house, who had managed to get back to Colombo. He wobbled down the stairs of his home with a bandaged knee that he had hurt when the house he was standing in collapsed. He briefed us on the situation and once again I was huddled around a map with colleagues.

We made a brief stop to buy a generator for backup electricity and set off for Galle, Sri Lanka's largest tourist town in the south. When we arrived about 8:30 in the morning, Vincent and I agreed to go to the hospital in Karapatiya, near Galle, where the bodies from the tsunami were being taken, and meet back at the car in half an hour.

When we walked into the hospital, we had to take care to not trip over bodies; dazed survivors streamed in like ghosts, stumbling through the maze of halls and rooms trying to recognize missing loved ones, or hoping not to.

A loud cry pierced the improvised morgue as a mother found her child, a curl of foam rising from her small, gaping mouth. A woman began to faint as she saw her father with a plastic tube still attached to his throat, a medical attempt to save the drowning man. He was dead.
Vincent and I headed next to the beach, agreeing, as before, to meet in 30 minutes so we could get on the road to transmit.

Boats and cars had been flipped like bathtub toys, onto the road or on top of houses. Sea water had inundated living rooms and shops with mud, leaving furniture in disarray, driving palm trees through windows. In a very eerie way, one could get a glimpse of what people might have been doing minutes before the tsunami hit.

After a short ride along the coast we set up the sat phone and computers to edit and transmit. We managed to get a good signal from a French satellite over the Indian Ocean, but when we dialed up to connect, the line was dead. Murphy's Law: Logistics proved to be more challenging than shooting.

We set off again, back up to Colombo along a riddled road to get images out to the world of the tragedy that huge waves brought to Sri Lanka.
Elizabeth Dalziel is AP's chief South Asia photographer and the New Delhi photo editor. She has covered the Israeli-Palestinian conflict and the war in Iraq.

http://dirckhalstead.org/issue0501/dis_dalziel.html



Posted by Hello