Rancho Las Voces: Música / EU no permitirá que la sinfónica de Dresde toque en la frontera

Música / EU no permitirá que la sinfónica de Dresde toque en la frontera

.
Sinfónica de Dresde
Rindt se reconoce como músico político, solidario y comprometido: «En mi orquesta todos vamos adonde hay conflictos y donde sea necesario un compromiso». (Foto: Tomada de la página de Internet de la agrupación)

C iudad Juárez, Chihuahua. 22 de mayo de 2017. (RanchoNEWS).- La Orquesta Sinfónica de Dresde tendrá que cambiar su plan de tocar el 3 de junio a ambos lados de la frontera de México y Estados Unidos, porque las autoridades de esta nación le negaron el permiso, informó ayer su director, Markus Rindt. Una entrega de Dpa.

El conductor dijo a la agencia Dpa que el concierto se hará sólo en la parte mexicana del Parque de la Amistad, área ubicada entre San Diego y Tijuana. El argumento para negar la autorización fue por cuestiones de seguridad y la protección de las aves en el parque.

La orquesta convocó el concierto como expresión cultural de rechazo al aumento de la segregación, el fanatismo y el nacionalismo en el mundo, en una iniciativa en la que participa también la organización defensora de derechos humanos Amnistía Internacional.

La frontera entre México y Estados Unidos se eligió como escenario debido a los planes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de construir un muro de cemento para sellarla y frenar el paso de migrantes indocumentados y droga.

En el Parque de la Amistad, sitio histórico de reunión en la frontera junto al Oceáno Pacífico, ya existe una valla metálica que se adentra en el mar. Muchas familias divididas se rencuentran en ese sitio, aunque la valla las separe.

Artistas de distintas disciplinas fueron invitados a hacer sus propias manifestaciones culturales o flashmobs, acciones sorpresivas que se dispersan rápidamente, a lo largo de la frontera de 3 mil 144 kilómetros entre los dos países el mismo día del concierto.

«Todos están invitados a sumarse y a compartir videos de sus propias actividades con el hashtag #teardownthiswall», afirmó Rindt. La prohibición de las autoridades estadunidenses se limita al Parque de la Amistad en San Diego. Rindt dijo que el concierto de Tijuana tenderá, de todas formas, «un puente musical» por la libertad y el entendimiento entre los pueblos. «Ahora más que nunca», destacó.

«Nuestra acción es posible y necesaria en muchas partes del mundo. La lista de muros es lamentablemente demasiado larga», agregó el director, para quien también Europa necesita encontrar salidas distintas a encerrarse sobre sí misma. «El sufrimiento de los refugiados en el mar Mediterráneo es insoportable y se le debe poner fin. Impidamos que se construyan más muros,» señaló.

La orquesta se ha inspirado en la frase que, en 1987, el entonces presidente estadunidense Ronald Reagan dirigió al líder soviético Mijail Gorbachov en Berlín sobre el muro que dividió a Alemania: Derribe este muro.

De la Redacción

En una entrevista concedida a La Jornada, publicada el 11 de mayo, Markus Rindt, director artístico de la Sinfónica de Dresde, confiaba en que su loca idea de protestar a escala global contra el muro fronterizo de Donald Trump con un happening masivo, funcionaría. Por lo pronto, está causando incomodidad entre las autoridades estadunidenses.

El concierto, titulado ¡Derriben este muro!, se realizará el 3 de junio sólo del lado mexicano, en Tijuana, luego de la prohibición del gobierno de Estados Unidos para que el conjunto se presentara también en ese país, es sólo uno de los muchos actos propuestos por el músico, los cuales sucederán de manera simultánea en ambos lados de la frontera: mucha música, pintas, lecturas, bailongos o lo que sea.

El proyecto se comenzó a gestar hace tres años. Así lo explicó Rindt: «me empapé de información sobre lo que pasa ahí (en la frontera entre México y Estados Unidos). He oído que ahora Trump justifica el muro diciendo que es para detener las drogas y todos sabemos que es mentira. Supe del movimiento que logró la jornada de un día sin inmigrantes. Lo consulté con mi mujer, con mis colegas y supimos que sí, que teníamos que hacerlo, pero no en un solo punto sino a todo lo largo de la línea fronteriza. Aunque parezca imposible».

En 2015, la Sinfónica de Dresde organizó en Berlín un gran concierto con motivo del centenario del genocidio armenio cometido por el entonces imperio turco-otomano y que a la fecha sigue siendo negado por el gobierno de Ankara. Entonces se unieron compositores y músicos de Alemania, Turquía y Armenia en una sala abarrotada.

También hubo escándalo y llovieron protestas por todos lados. Al final, el entonces gobernador de Sajonia, Frank-Walter Steinmeier –hoy presidente de Alemania–, declaró que cuando la política no puede hacer valer su palabra, toca jugar su papel a la cultura, y se negó a suprimir el financiamiento a la Sinfónica de Dresde. Pero, en represalia, Turquía se retiró del programa cultural de la Unión Europea.

Para Rindt, ese fue un ejemplo «del poder que tiene la cultura para cambiar al mundo y promover ideas de paz y diálogo».

El artista, de 50 años, nació en Magdensburg cuando su ciudad estaba «detrás del muro» y éste se convirtió en una sombra en su vida. Cuando cayó esa pared de concreto que dividió por décadas a Berlín y a los alemanes, Markus tenía 20 años.

«Ese día estuve ahí», recuerda, «estaba incrédulo. Crucé varias veces del Este al Oeste, sin visa, sin papeles. Y me dije: ‘Ah, el mundo es mucho mejor así, sin fronteras’. Estaba en esa edad en la que se forman los ideales». Así fue como nació su idealismo por un mundo sin fronteras.

Rindt se reconoce como músico político, solidario y comprometido: «Y en mi orquesta no estoy solo. Todos mis músicos lo son. Vamos adonde hay conflictos y donde sea necesario un compromiso. Y no lo hacemos sólo por tocar música exótica sino porque queremos involucrarnos, hacer oír nuestra voz por causas como ésta: que los muros que dividen a los pueblos desaparezcan».

El concierto ¡Derriben este muro! será el 3 de junio, pues justo en esa fecha, hace 30 años, el entonces presidente estadunidense, Ronald Reagan, pronunció un discurso al lado del Muro de Berlín, que incluye la famosa frase: Mr. Gorbachov, tear down this wall! (Señor Gorbachov, ¡derribe este muro!)

«Queremos dar una señal de que es necesario cambiar de rumbo y estamos convencidos de que el arte es una herramienta muy importante para tender puentes entre las personas y las naciones», dijo Rindt en su pasada visita a México, en la que ofreció detalles de su proyecto, el cual carece de apoyos gubernamentales y es financiado totalmente con capital privado aportado por la comunidad internacional, mediante la plataforma en Internet de micromecenazgo Kickstarter.

El costo total del proyecto es de unos 15 mil euros. Aún con la prohibición estadunidense para presentarse en San Diego, el director de la agrupación alemana prevé que ese acto se convertirá en un un maratón artístico contra la intolerancia. Además del estreno mundial de una pieza, intervendrán coros infantiles y de adultos, así como bandas de rock, pop y jazz que interpretarán al unísono música de Frank Zappa, Carlos Santana, Pink Floyd y Tijuana No.

El maratón será transmitido en vivo vía streaming. Rindt pidió a participantes y público que documenten en video este maratón para compartirlo en redes sociales con el hashtag #teardownthiswall.


REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
* Email Marketing by VerticalResponse