Rancho Las Voces: Obituario / Aimé Césaire

Obituario / Aimé Césaire

.
El padre de la «negritud». (Foto: Archivo)

C iudad Juárez, Chihuahua, 17 de abril, 2008. (RanchoNEWS).- El autor martiniqueño, de ideas profundamente anticoloniales y emancipatorias, ha muerto a los 94 años. El padre de la «negritud». Una nota de EFE:

El poeta y político de Martinica Aimé Césaire, que falleció hoy a los 94 años de edad, pasará a la historia por haber sabido poner su actividad literaria al servicio de sus ideas, profundamente anticoloniales y definidas en el término de «negritud». «Soy de la raza de los oprimidos», afirmaba Aimé Fernand David Césaire, nacido en la localidad martiniquesa de Basse-Pointe el 26 de junio de 1913.

En base a ese pensamiento, afinado en el contacto con otros estudiantes procedentes de colonias francesas, como el senegalés Léopold Sédar Senghor (padre de la independencia de Senegal) y el guayanés Léon-Gontran Damas, utilizó por primera vez el concepto de «negritud» en su libro de poemas Cahier d'un retour au pays natal (Cuaderno del retorno al país natal), de 1947.

Además de ese emblemático libro, la publicación, en 1950, de su Discurso sobre el colonialismo amplificó el eco de sus posiciones en el Caribe y África y contribuyó a dar a su obra un carácter universal. Aunque Césaire consideraba que la definición de la «negritud» era una obra colectiva, Sédar Senghor (fallecido en Francia a los 95 años en 2001) sostenía que fue el martiniqués el que inventó el nombre.

Césaire entendía la negritud como una reacción a la asimilación cultural que imponía el colonialismo francés y como un fomento del sustrato africano de la cultura de su tierra, desprestigiado por el racismo colonial blanco. En la defensa de esos valores empeñó parte de su vida, tanto en su literatura, centrada en la poesía pero que también cuenta con piezas de teatro, ensayos y obras históricas, como en su dilatada carrera política.

Su entrada en política se produjo de la mano del Partido Comunista Francés (PCF), con el que conquistó en 1945 la alcaldía de Fort-de-rance, un puesto que no abandonó hasta 2001. En la actualidad ostentaba todavía el cargo de alcalde honorario de la ciudad. Descontento con la posición del PCF frente a la revuelta de Hungría dejó la formación en 1956, un año antes de fundar el Partido Progresista Martiniqués (PPM), con el que reivindicaba la existencia de una comunidad martiniquesa y apostaba por una amplia autonomía, no por la independencia.

De su puño y letra salió la ley que transformó en departamentos franceses las antiguas colonias ultramarinas Martinica, Guadalupe, Guayana y Reunión, una labor que le valió críticas entre los sectores independentistas de su isla. Entre 1946 y 1993 fue elegido y reelegido por la circunscripción de Martinica diputado en la Asamblea Nacional francesa, en la que primero estuvo con el PCF, posteriormente con los no inscritos y, desde 1978, con el Partido Socialista.

Respetado en Martinica y en la Metrópoli, Césaire mantuvo su posición anticolonial hasta los últimos días de su vida. En 2005 expresó de forma pública su oposición a una ley que reconocía el papel positivo de la presencia francesa en Ultramar, por considerarlo colonialista y, por ello, se negó a reunirse con el entonces ministro del Interior, Nicolas Sarkozy.

REGRESAR A LA REVISTA