Rancho Las Voces: Fotografía / México: Libro de retratos de las mujeres de la plástica mexicana

Fotografía / México: Libro de retratos de las mujeres de la plástica mexicana

.
La pintora Luz María Solloa Junco está incluida en el libro. (Foto: El Economista)

C iudad Juárez, Chihuahua. 29 de agosto de 2016. (RanchoNEWS).- En el centro de la memoria, mujeres del Salón de la Plástica Mexicana es el nuevo libro de la fotógrafa Blanca Charolet, quien pensó que era momento de homenajear a los miembros de este salón, quienes han hecho lo posible para que exista, escribe Fausto Ponceago desde la Ciudad de México para El Economista.

«Yo pertenezco al Salón de la Plástica y me venía dando cuenta que, al hacer los eventos y recordar a los iniciadores, nunca se mencionaban a los que han estado y han hecho posible que el salón lleve 65 años. Se me ocurrió la idea de hacer una memoria gráfica de todos los que son parte del Salón, inclusi los que ya han muerto. Hice una serie de retratos y a los que ya no están les hice una fotografía construida, una lectura gráfica, es decir, armé la escena con los elementos que consideraba de vital importancia para el artista y los mezclé», comenta la fotógrafa, quien este año cumple 50 años de actividad fotográfica.
´
En el caso de las fotos construidas, Blanca nos habla de Lola Álvarez Bravo: «Fue la primera en incursionar en el montaje en México; tenia montajes extraordinarios en torno a la ciudad y a la crítica social. Yo hago esa representación de la ciudad actual pero con la Torre Latino. El de ella es un montaje de la ciudad pero de los años».

Blanca Charolet muestra 54 retratos de mujeres, artistas plásticas que ingresaron al salón en diferentes periodos y procesos de selección y como resultado de las convocatorias Nuevos Valores y Puertas Abiertas, de 1949 al 2006. Entre ellas Leonora Carrington, Frida Kahlo, María Izquierdo, Lucinda Urrusti y Rina Lazo.

Anteriormente, Blanca había comentado públicamente lo siguiente: «Mi búsqueda en este proyecto es exaltar con el retrato el centro vital de las artistas activas y fallecidas que se incorporaron por su calidad artística y personal, sin olvidar su esencia como seres humanos en el núcleo de la conciencia y evocación histórica del arte en México. ¿Quiénes son esas artistas? Mujeres que se han planteado diversas interrogaciones a la realidad, con distintos bagajes, diferentes historias de vida, pero todas ellas enfrentadas a múltiples retos, sociales, culturales y estéticos».

Blanca calcula que son casi 400 miembros del salón, pero en el camino de construcción del proyecto se topó con que había apoyo para el proyecto desde el punto de vista de la cuestión de género, por lo que espera poder editar más libros con los miembros mujeres restantes.

«Yo continúo haciendo el proyecto y en el camino esperemos que haya otro apoyo. Es un testimonio en el cual la mayoría de las personas no tienen referencia al autor más que por su obra pero no tienes otra. Es un proyecto que he hecho poco a poco. Ha sido difícil coincidir con las agendas y los lugares. Hay artistas que no los he fotografiado aquí», comenta Blanca.

Con los adelantos tecnológicos, la gente ya casi no se manda a hacer retratos, comenta Blanca. No lo dice en un tono de nostalgia, porque sabe que las cosas cambian, pero siempre prevalece la mirada del fotógrafo. «Uno tiene que adaptarse a lo nuevo. Tenemos la escuela vieja y es muy bonita. Yo estoy encantada de conocer tanta herramienta, estoy aprendiendo. Manejo lo digital desde el 2000. La verdad es que sí me siento muy favorecida por tener la oportunidad de estas herramientas que te ayudan a resolver muchas cosas. Cuando comenzó lo digital no había la calidad que hay ahora, pero son herramientas al final de cuentas. Lo importante es el ojo del fotógrafo, su bagaje cultural y su alma».

El alma es un elemento central de su trabajo y este libro no está exento: «... mirar a los ojos, contactar el alma, encuadrar rostros y cuerpos; ir al fondo, captar su espíritu de artista y persona en el espacio de sus talleres, de sus ámbitos de creación, así como en lugares que propician la expansión de la individualidad de la artista; ambientes suaves, sosegados en los que, en algunos casos, se incorporan objetos de su entorno cotidiano, han sido los contextos que complementan la creación de las imágenes de las artistas plásticas vivas», ha declarado antes.

Blanca Charolet presentará En el centro de la memoria, mujeres del Salón de la Plástica Mexicana el 3 de septiembre a las 5 de la tarde en el Centro Cultural Jaime Torres Bodet.

REGRESAR A LA REVISTA



Servicio de Suscripción
* requerido
*






Email Marketing by VerticalResponse