Rancho Las Voces: Teatro / España: Farinelli, el castrato que alivió la melancolía del rey Felipe V

Teatro / España: Farinelli, el castrato que alivió la melancolía del rey Felipe V

.
Filippo Meneccia durante el montaje de Farinelli, el castrato del Rey Felipe. (Foto: Archivo)

C iudad Juárez, Chihuahua. 13 de enero de 2016. (RanchoNEWS).- Nos situamos en el S. VXIII. Carlo Broschi nació con dotes de cantante en una familia pobre italiana, su destino poco alentador pasaba entonces por la emasculación. Farinelli fue un castrato, pero no uno cualquiera, sino el cantante más reputado del mundo, «era el Elvis Presley del S. XVIII, el artista más mediático de su tiempo sin que existieran los medios de comunicación», afirma Gustavo Tambascio, director de la obra. Reporta desde Madrid Berta Gómez Santo Tomas para El Mundo.

Felipe V vivía entonces en una noche constante, en un palacio pintado de melancolía. «Se levantaba a la una del mediodía, y no cenaba hasta las 5 de la madrugada, podía estar hasta las 6 y media escribiendo cartas, alejado completamente de sus labores como rey», explica Tambascio. Fue en 1738 cuando su esposa Isabel de Farnesio llamó a Farinelli para dar luz a la vida del monarca y obligarle a salir de la cama en la que ahogaba su depresión. Se cuentan más de 3.000 noches en las que el castrato cantó de forma particular para Felipe V incluso hasta el amanecer, «una terapia musical mucho mejor que el Prozac que acabó con aquel mal que es su época se denominaba melancolía», añade Albert Boadella, director artístico de los Teatro de Canal.

Farinelli, el castrato del rey Felipe narra esta historia, la de un cantante encomiado por la nobleza española y una sola falta física. En escena bajo la dirección musical de Javier Carmena, un ensemble de instrumentos barrocos originales junto los contratenores Filippo Meneccia y Konstantin Derri y la soprano Mercedes Arcuri interpretando la arias más gloriosas de Farinelli. Lo cierto es que en la actualidad «es totalmente imposible encontrar una voz tan prodigiosa como la de Farinelli, no hay voces de castrato y menos como la suya», explica el director, por lo tanto se escogen tenores o barítonos que puedan cantar como contratenores.

El repertorio farnelliano que aparece en este teatro musical está compuesto por obras principalmente de autores italianos como Antonio Vivaldi o el alemán Adolph Hasse. También se incluyen algunas piezas españolas de José de Negra o Antonio Soler. Farinelli, el castrato del rey Felipe se representará durante los días 14, 16 y 17 de enero en los Teatros de Canal.

 «Todo arte conlleva un sacrifio y el de Farinelli fue ser un castrato, aunque en este caso no fue voluntario, no es tan perverso cómo se ve en nuestro tiempo», para Albert Boadella  «una vida tan ilustre como la suya tiene un precio». Cómo antítesis, el cantante acabó sus días sumido en una profunda melancolía con motivo de la añoranza por nuestro país y una corte de la que fue miembro como máximo exponente de la ópera barroca del S. VXIII.


REGRESAR A LA REVISTA