Rancho Las Voces: Música / México: Piden valorar a plenitud en México la obra del compositor Julián Carrillo

Música / México: Piden valorar a plenitud en México la obra del compositor Julián Carrillo

.
Los integrantes del Cuarteto Latinoamericano se encargaron de la parte musical, en la Rotonda de las Personas Ilustres, para recordar al polifacético creador Julián Carrillo (1875-1965). Asistieron Mara y Eduardo Carrillo Calderón, así como Francisco Javier Carrillo Soberón, nietos del personaje, y se montaron varias guardias de honor en la tumba del maestro. (Foto: Luis Humberto González)

C iudad Juárez, Chihuahua. 11 de septiembre de 2015. (RanchoNEWS).-Valorar a plenitud en México la obra y el resto del legado de Julián Carrillo (1875-1965) fue el principal llamado que se hizo durante el acto para conmemorar al compositor por el cincuentenario luctuoso del también investigador y teórico potosino, efectuada la tarde del miércoles en la Rotonda de las Personas Ilustres. Reporta desde la ciudad de México Ángel Vargas para La Jornada.

Carrillo es reconocido en países como Francia, Alemania, Finlandia y Estados Unidos, acotó Luis Rublúo Islas, integrante honorario de la asociación civil Martes de Ópera, organizadora del acto, con apoyo del Instituto Nacional de Bellas Artes.

«Esperamos en México que lo sigan de cerca nuestros músicos; que se escriba la primera ópera en sonido 13; que se difunda su obra», resaltó el poeta y ensayista, quien se encargó del discurso oficial.

Aspirante al Nobel de Física

Luis Rublúo Islas puso de relieve la revolucionaria aportación al panorama mundial de la música que hizo Carrillo, en 1927, con el hallazgo de los principios del sonido 13, basado en la división de fragmentos más pequeños que el semitono.

«Ese nombre, el de ese hombre, significa apertura y ensanchamiento del universo: el sonido 13 que descubrió, en la armónica combinación de las matemática, la física y el sonido que va a la música y así se palpa el infinito, con el oído».

Indicó que Julián Carrillo fue orillado por su descubrimiento a innovar necesariamente pianos e instrumentos de cuerda, por lo menos; lo que consiguió. «Pero avanzó más y a un tiempo involucró a la voz humana; y esto es prodigioso, escuchar a solistas y a coros bajo la disciplina que ensambla tonos, semitonos, octavas de tonos, dieciseisavos de tono, etcétera. ¡Prodigioso! »

Con la asistencia de Mara y Eduardo Carrillo Calderón, así como de Francisco Javier Carrillo Soberón, nietos del músico y teórico, fueron montadas varias guardias de honor ante la tumba del personaje que en 1950 figuró entre los aspitantes al Premio Nobel de Física.

La conmemoración contó también con una parte musical en la que el Cuarteto Latinoamericano interpretó Dos balbuceos en cuartos de tono de Julián Carrillo, así como Tres miniaturas de Gustavo E. Campa, contemporáneo del autor potosino.


REGRESAR A LA REVISTA