Rancho Las Voces: Teatro / México: Breve temporada en el Museo Universitario del Chopo de «Psico/Embutidos: carnicería escénica»

Teatro / México: Breve temporada en el Museo Universitario del Chopo de «Psico/Embutidos: carnicería escénica»

.
«Somos una sociedad antropófaga, en la que socialmente nos mordernos, masticamos y comemos unos a otros», afirma Richard Viqueira, director de la obra escenificada por actores de la Compañía Titular de Teatro de la Universidad Veracruzana. (Foto: Cortesía de la compañía)

C iudad Juárez, Chihuahua. 24 de septiembre de 2015. (RanchoNEWS).- La obra interactiva Psico/Embutidos: carnicería escénica, con la Compañía Titular de Teatro de la Universidad Veracruzana (UV), la cual reflexiona en torno a «la caducidad del cuerpo», realiza breve temporada en el Museo Universitario del Chopo. Reporta Carlos Paul para La Jornada.

Esa propuesta escénica, estrenada en agosto de 2014 en Xalapa, logra que el espectador aprecie de manera cronológica cómo la piel cambia conforme avanza la edad; cómo con el devenir del tiempo la carne se hace de arrugas, cicatrices, tatuajes, mutilaciones, manchas o cesáreas.

En el montaje participan 20 actores y actrices que aparecen desnudos, con edades que van de 24 a 82 años.

La propuesta escenográfica de Jesús Hernández busca reproducir el aparato digestivo de un gigante, de tal manera que los espectadores transiten, de manera individual, por ese monumental dispositivo, como una alegoría de las distintas etapas de ser digeridos, para al final ser «cagado».

Sociedad antropófaga

Con dramaturgia y dirección de Richard Viqueira, Psico/Embutidos narra de manera paródica la travesía existencial de una salchicha, que intenta dar digna sepultura a su madre longaniza.

«La idea es cuestionar de manera sarcástica que quizá no exista el alma, que tal vez sólo somos un trozo de carne que camina, copula y ríe con otros», comenta el creador escénico.

«En la obra se habla mucho sobre la fecha de caducidad, similar a cuando uno compra un paquete de salchichas o carnes frías. Siempre se anota: consúmase hasta tal día».

Eso, agrega Viqueira, «me parece que es una gran metáfora de lo que somos como seres humanos, pues todos tenemos una fecha de caducidad, de la cual no vamos a pasar, así intentemos hacer cualquier cosa. Somos una sociedad antropófaga, en la que socialmente nos mordernos, masticamos y comemos unos a otros».

En escena, los actores aparecen desnudos y marcados como reses, llevan pintado un número que consigna su edad. La cuestión no es que el espectador se enfrente a un actor, sino que sean dos personas las que se encuentren. Lo que uno diga es tan importante como lo que exprese el interlocutor, de ahí que es una propuesta interactiva «cuyo recorrido es vertiginoso y en la que el espectador pierde las nociones temporal y espacial», dice Viqueira.

El montaje de Psico/Embutidos: carnicería escénica tiene cupo limitado a 40 personas y es apto para mayores de 18 años. Se sugiere llevar ropa cómoda. La altura máxima que el espectador subirá es de ocho metros.

Como parte de esa propuesta escénica, se muestra una video-instalación, que concluirá el 2 de octubre, de 11 a 19 horas. El acceso es con el boleto de entrada al museo.

Asimismo, mientras se lleva a cabo cada función de la puesta en escena, 80 personas pueden observar la estructura y el trabajo realizado durante esa obra interactiva. La entrada es libre.

La Compañía Titular de Teatro de la UV ofrece cinco funciones de Psico/Embutidos. La primera se efectuó anoche y la última será el domingo 27, todas a las 20 horas, en el Museo Universitario del Chopo (Doctor Enrique González Martínez 10, Santa María la Ribera).

La obra se montará en la edición 36 de la Muestra Nacional de Teatro en Aguascalientes, el próximo noviembre.


REGRESAR A LA REVISTA