Rancho Las Voces: Textos / En la muerte de Alberto Schommer «Fotografiar al fotógrafo» por José Ayma

Textos / En la muerte de Alberto Schommer «Fotografiar al fotógrafo» por José Ayma

.
El autor de los Retratos psicológicos' ha fallecido este jueves en San Sebastián. (Foto: José Ayma)

C iudad Juárez, Chihuahua. 11 de septiembre de 2015. (RanchoNEWS).- Con motivo del fallecimiento del fotógrafo Alberto Schommer reproducimos el texto de José Ayma publicado por El Mundo.

«Disculpe, no tenga tanta insistencia, yo soy fotógrafo, sé de este arte y sé como tengo que posar». Entonces, pensé, va a ser difícil, el retratista no me va a dejar. Schommer mira profundo con ojos vigilantes, mantiene el silencio expectante del que conoce los argumentos y maneja la luz con sutileza. Contornea su físico dolido contra un maderamen que se queja y toma asiento en una banqueta desmemoriada. Disimulo que hago ajustes en la Sinar, porque el fotógrafo parece ensayar como mostrarse. Está en lo suyo, en su geografía conocida y familiar, rodeado de arte y de recuerdos. Quiere hacer su foto, conoce bien la búsqueda de lo íntimo, él mismo con su cámara ha penetrado en territorios profundos que parecían inexpugnables. El hombre que estaba debajo de la sotana, el rey familiar, el miedo del presidente, el alma histriónica de algún político, la podredumbre del poderoso. Schommer está delante de la lona. Él es el personaje ahora y tiene miedo de ser descubierto, que alguien asome su melancolía. El fotógrafo que hizo siempre lo que le dio la gana arrastraba una pena profunda desde que murió Mercedes. Disciplinado, aguantando una molestia en la cadera espera el disparo de mi 'flash', en el mismo lugar de aquellos a los que fotografió. Rafael Alberti, poeta de poetas; José Luis Aranguren, filósofo de filósofos; Adolfo Suárez, presidente de presidentes; el cardenal Tarancón, cura de curas; Salvador Dalí, pintor de pintores... Algunos de estos rostros los metió hace poco en el Prado, enfrentándolos a retratos pintados por los mejores del Siglo de Oro español. Fotografía y pintura juntas en el museo de museos. Osadía de osadías, dignificando la fotografía al máximo rango artístico en la única asignatura que tenía pendiente. Sólo una espina, no haber fotografiado a Picasso. Martín Chirino me contó hace poco que Alberto Schommer no encontraba su foto. Disparaba una y otra vez el 'flash' contra sus ojos dañados. Recriminó su persistencia pero él no cesaba en la búsqueda. Agotado, Chirino se tapó la cara con la mano izquierda, como intentando escapar. Schommer volvió a disparar el 'flash' y le dijo: «Descansa, ya tengo tu foto».

Cargo la placa a hurtadillas y cuando Schommer parece estar buscando alguna de sus soledades relajo el obturador. «¿Ya?, no estaba listo... Pensaba en... Bueno, es tu fotografía».


REGRESAR A LA REVISTA