Rancho Las Voces: Crónica / Luz Elia Marín: «Aquelarre en ruedas 2015»

Crónica / Luz Elia Marín: «Aquelarre en ruedas 2015»

.
Participantes pasean por una calle de Ciudad Juárez. (Foto: OEM)

C iudad Juárez, Chihuahua. 25 de octubre de 2015. (RanchoNEWS).- La mañana de este domingo fue diferente a otras, Diana Marcela Pinedo y Naomi Ochoa Abbud organizaron un evento por segunda ocasión al que llamaron «Aquelarre en ruedas 2015», la invitación fue lanzada a través de las redes sociales a todas las mujeres magas, hadas, brujas, hechiceras a este paseo sobre ruedas.

El Parque Borunda se vio engalanado por la presencia de aproximadamente 100 mujeres de diferentes edades ataviadas con sombreros de brujas y montadas en sus bicicletas, patines y patinetas.

Hubo un tiempo de espera ya que la hora fue confusa debido al cambio de horario que se dio en el interior del país, por lo que muchas, entre ellas una servidora, llegó apresuradamente ante el temor de que sus compañeras alzaran el vuelo si su presencia.

A las 10:27 a. m. ocupamos el carril derecho de la Avenida 16 de Septiembre e iniciamos nuestro recorrido, donde una unidad de seguridad municipal nos habría camino y atentamente escuchábamos las indicaciones que un generoso grupo de Scouts y de la asociación Rodada de Altura nos brindaba para garantizar un recorrido seguro.

Y así fue como tomamos las calles, ante las miradas curiosas y de asombro de los que por ahí transitaban, quienes con celular en mano aprovechaban la oportunidad de plasmar tan peculiar imagen, debo confesar que en un principio el miedo me invadía ya que bien es conocido la escasa cultura vial que existe en nuestra ciudad, mas debo reconocer que los conductores respetaron nuestra marcha quizá por el temor a que les lanzáramos un hechizo.

A nuestro paso pudimos ver que la gente salía de sus casas, de sus negocios asombrados, y a pesar de sus rostros cansados pudimos arrancarles una sonrisa.

Ésa es la magia que proyectamos las brujas esta mañana: transformar esas caras duras y preocupadas en montones de sonrisas que contagiaban a los demás.

Con la vista al frente, con el pecho erguido y manteniendo el equilibrio que es la actitud con la que enfrentamos la vida, llegamos a nuestro destino: monumento a Benito Juárez.

A nuestro lado fielmente custodiadas por valerosos caballeros Scouts que nos abrían camino y resguardaban nuestra integridad, nos sentimos en libertad, independientes, seguras derrochando energía, dinamismo, creatividad, reclamando nuestro espacio en este mundo.

Es éste el verdadero balance en el que se mantiene el orden y la armonía del universo, dos fuerzas que se unen, que se complementan cada uno con sus propias características.

Cuando logremos entender esto, este mundo evolucionará y será mejor.


REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
*






Email Marketing by VerticalResponse