Rancho Las Voces: XXXVII Feria del Libro del Palacio de Minería: «Nakówiame nawésali ralámuli kawíwalachi - Historia de los levantamientos de los indios tarahumaras»

XXXVII Feria del Libro del Palacio de Minería: «Nakówiame nawésali ralámuli kawíwalachi - Historia de los levantamientos de los indios tarahumaras»

.
De izq. a der.: Enrique Servín y Martín Makawi. (Foto: FILPM)

C iudad Juárez, Chihuahua. 18 de febrero de 2016. (RanchoNEWS).- Durante la XXXVII Feria Internacional de la Feria del Libro del Palacio de Minería (FILPM) se presentó la obra Nakówiame NawésaliI Ralámuli Kawíwalachi, una traducción al rarámuri del original «Historia de los levantamientos de los indios tarahumaras» escrito por el jesuita Joseph Neumann y que habla de un periodo de conflictos ocurridos durante el siglo XVII, informa desde la Ciudad de México el departamento de prensa de la FILPM.


Este libro resulta de importancia ya que se trata de una versión monolingüe; el coordinador de este proyecto, Enrique Servín, aseguró que los idiomas indígenas son uno de los grandes tesoros cultuales que poseemos; sin embargo, son pocos los mexicanos conscientes de este hecho. Por ello, surge la importancia de rescatarlos y proporcionar materiales adecuados de lectura para su aprendizaje y práctica.

Enrique Servín reveló que son muchos los factores por los cuales las lenguas indígenas de México se pierden rápidamente, entre ellos se encuentran los flujos económicos, migratorios, políticos, culturales y de tipo simbólico o mecánico. Así, Servín y el traductor, Martín Makawi, lanzaron una fuerte crítica a los sistemas escolares indígenas tradicionalmente conocidos como «bilingües», en donde se tiende a castellanizar a los alumnos.

Servín aseguró que la escuela deber de ser una herramienta para empoderar a los niños a través de conocimiento, no obstante, eso no ocurre en este tipo de instituciones. «En el contexto chihuahuense no se puede ser bilingüe, porque la lengua indígena está desvalorizada y se mantiene una imagen negativa de los pueblos», dijo.

En nuestro país, continuó, aún existen los modelos nacionalistas y unitarios de antaño; sin embargo, hay que asumir nuestra diversidad y aceptar que se trata de un conjunto de distintos pueblos bajo la dirección de un solo Estado. Se debe concebir la unidad en formas ideales del futuro ya que el querer homogeneizar aspectos como la lengua o la religión sólo contribuye al empobrecimiento de las comunidades. Con el fin de contrarrestar la problemática anterior, es vital revalorizar y proponer una educación monolingüe.

Martín Makawi trabaja en una iniciativa sumamente relevante para lograr este propósito, pues junto a otros profesores busca la estandarización de la escritura rarámuri, es decir, que exista un código general sobre esta lengua en ese ámbito. Así mismo, Enrique Servín señaló que los idiomas no son repertorios simétricos y paralelos que reflejen el mundo. Habló sobre estos como una interpretación de la realidad y su función taxonómica a través de elementos ideológicos: «Poseen mecanismos gramaticales muy diversos entre sí, y también nos revelan que son idiosincráticos, propios de cada cultura».

De hecho, subrayó que no existe la traducibilidad, «existen aproximaciones culturales, entre más elementos en común es más fácil la traducción», por ejemplo. Con respecto al descuido de las lenguas planteado a lo largo de su presentación, concluyó que «cuando un idioma desaparece, también desaparece una dimensión mental y cultural, la humanidad esta se vuelve más pobre cada vez.

REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
*






Email Marketing by VerticalResponse