Rancho Las Voces: Libros / México: Editorial Siglo XXI, medio siglo de pensamiento

Libros / México: Editorial Siglo XXI, medio siglo de pensamiento

.
Los dos poetas y editores que han dirigido el sello recuerdan su nacimiento como respuesta a la censura que Gustavo Díaz Ordaz ejerció contra el FCE, en 1966. Hoy tiene presencia en México, España y Argentina. (Foto: Archivo)

C iudad Juárez, Chihuahua. 9 de febrero de 2016. (RanchoNEWS).- Como «emblemática» y «fundamental», porque «ha puesto al día la producción intelectual del mundo entero en español», definen a la editorial Siglo XXI los dos editores y poetas que la han dirigido a lo largo de su medio siglo de vida: Martí Soler, durante 24 años, y Jaime Labastida, durante 26. Virginia Bautista reporta para Excélsior.

Constituida en marzo de 1966, a iniciativa del editor argentino Arnaldo Orfila (1897-1998), quien la presidió hasta su muerte, Siglo XXI fue un caso único en el mundo editorial mexicano, pues nació «como un mensaje muy claro en contra de la censura» y con el apoyo de más de 300 intelectuales mexicanos, quienes integraron un fondo de tres millones de pesos para su arranque.

Martí Soler (1934), quien ingresó al sello invitado por Orfila en abril de 1966, primero como gerente editorial y después como director ejecutivo, donde estuvo hasta 1990, afirma: «no conozco ningún otro caso igual, que naciera de la solidaridad y la exigencia de libertad de publicación».

El tipógrafo catalán cuenta que fue testigo de cómo Orfila tuvo que renunciar a la dirección del Fondo de Cultura Económica (FCE), en el que estuvo de 1948 a 1965, por publicar la versión en español del polémico ensayo etnográfico Los hijos de Sánchez (1964), de Oscar Lewis, que apareció en EU en 1961.

Orfila tuvo que salir del FCE tras la demanda judicial que la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística entabló en su contra y la del autor por considerar al volumen –que desnudaba la pobreza que privaba en una familia de la capital– «obsceno, difamatorio, subversivo y antirrevolucionario».

Soler recuerda que todos sabían que detrás de esta censura estaba el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz. «Por eso, los intelectuales críticos del momento no dudaron en dar su apoyo a Orfila para que echara andar una editorial independiente. Octavo Paz, Carlos Fuentes y Fernando del Paso publicaron aquí sus libros. Y Elena Poniatowska prestó su casa como primera sede de Siglo XXI».

Para Jaime Labastida (1939), la nueva editorial puso al día desde un principio la producción intelectual del mundo.  «Se empezó a traducir y a publicar en español lo mejor que se escribía en otros lugares. Fue así como tuvimos acceso a las investigaciones de Claude Lévi-Strauss, Michel Foucault y Roland Barthes. Ésta fue una de sus grandes aportaciones.

«Orfila estaba atento a lo que sucedía en el mundo. Dejó que entrara con mayor rapidez el viento del mundo en el país. Todas estas zarandajas de la identidad debían ser rotas, México debía estar en contacto con el universo. No fue la única editorial que lo hizo, pero ése fue uno de sus aspectos centrales», comenta.

«El propio nombre, 34 años antes de que finalizara el siglo XX, ya anunciaba una voluntad de futuro, una voluntad de modernización. Y es esto lo que ha intentado Siglo XXI».

El también filósofo y actual director del sello, desde 1990, adelanta que una de las actividades con las que conmemorarán los 50 años es «un ciclo de conferencias con grandes intelectuales, tanto mexicanos como del extranjero, cercanos a nuestra casa, que están abriendo rutas nuevas al pensamiento crítico».

Y detalla que también planean publicar otros dos conjuntos de cartas cruzadas que mantuvo Orfila, con el argentino Julio Cortázar y el cubano Alejo Carpentier, para posteriormente editarlas en un solo volumen junto con las de Alfonso Reyes, Octavio Paz y Carlos Fuentes, que ya han salido a la luz.

Buenos libros

Martí Soler recuerda que al principio en Siglo XXI eran un equipo chico: Arnaldo Orfila como director, Concepción Zea como gerente de administración, Rodrigo Asturias como gerente de ventas y él como gerente editorial.

Su primera sede, la casa de Poniatowska, se ubicó sobre la calle de Gabriel Mancera, «cerca del Viaducto».  «Luego nos quedó chica y buscamos un terreno en la zona sur. Se compró en Cerro del Agua, donde actualmente funciona».

Recuerda que iniciaron actividades con diez títulos. «Muy a la carrera porque teníamos que estar en el mercado rápidamente, pero a la vez con buenos libros, siguiendo la trayectoria de lo que había sido el FCE: sociología, economía, literatura.

 «Fue una gran época, porque intelectuales, investigadores y maestros de la UNAM aportaron parte del capital para crear la editorial. Creo que fueron alrededor de tres millones de pesos, que era muy buena cantidad, y pudimos trabajar muy en serio y contratar buenos títulos».

Destaca que Siglo XXI fue progresando rápidamente y bien. «Publicábamos al principio como 30 títulos y alcanzamos los 70 al año. Iniciamos la colección Biblioteca del Pensamiento Socialista de inmediato, que tuvo una buena repercusión hasta la caída del Muro de Berlín, en 1989, que hizo que todo el pensamiento socialista se derrumbara, lo que afectó a buena parte de los libros que publicábamos».

Soler dice sin más: «El FCE fue mi universidad, y Siglo XXI el lugar donde me consolidé como editor».

Labastida aclara, por su parte, que el sello sigue conservando su independencia. «Somos una empresa privada. Tuvimos que valernos de nuestros propios recursos. Tenemos que vivir de nuestras ventas y eso nos da una enorme independencia de criterio y sabemos qué es lo que queremos editar y por qué.

 «Mucha gente cree que la editorial tiene un solo sello ideológico, que es de izquierda, marxista. No, lo que pasa es que nadie publicaba a Marx. Nuestro catálogo es amplio, es plural. Hemos dado a conocer libros clave, que abren ventanas al pensamiento, que ponen en crisis ciertos paradigmas anteriormente tenidos por válidos. Nuestra línea es la crítica fundada, inteligente, racional».

Siglo XXI está presente en los tres puntos fundamentales de la producción editorial en español: México, España y Argentina. Su catálogo global integra más de 5 mil títulos, de los cuales 3 mil son vigentes.


REGRESAR A LA REVISTA