Rancho Las Voces: Textos / Umberto Eco: «Frases»

Textos / Umberto Eco: «Frases»

.
El autor de El nombre de lo rosa. (Foto: EFE)

C iudad Juárez, Chihuahua. 20 de febrero de 2016. (RanchoNEWS).- Umberto Eco, el escritor, semiólogo y filósofo italiano que falleció este viernes a los 84 años de edad, era un gran estudioso de los medios de comunicación y se mostraba muy cercano a internet y a las redes sociales, informa el portal 20MINUTOS.

Durante sus innumerables intervenciones públicas, dejó interesantes frases sobre su visión de las nuevas formas de comunicarse.

«El fenómeno de Twitter es por una parte positivo, pensemos en China o en Erdogan. Hay quien llega a sostener que Auschwitz no habría sido posible con internet, porque la noticia se habría difundido viralmente. Pero por otra parte, da derecho de palabra a legiones de imbéciles» (Universidad de Turín, junio de 2015).

«Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los idiotas» (La Stampa, junio de 2015).

«La televisión ha promovido al tonto del pueblo, con respecto al cual el espectador se siente superior. El drama de internet es que ha promocionado al tonto de pueblo al nivel de portador de la verdad» (ABC, marzo de 2015).

«internet puede haber tomado el puesto del periodismo malo… Si sabes que estás leyendo un periódico como El País, La Repubblica, Il Corriere della Sera…, puedes pensar que existe un cierto control de la noticia y te fías. En cambio, si lees un periódico como aquellos ingleses de la tarde, sensacionalistas, no te fías. Con internet ocurre al contrario: te fías de todo porque no sabes diferenciar la fuente acreditada de la disparatada. Piense tan sólo en el éxito que tiene en internet cualquier página web que hable de complots o que se inventen historias absurdas: tienen un increíble seguimiento, de navegadores y de personas importantes que se las toman en serio» (El País, marzo de 2015).

«Hace un tiempo se podía saber la fuente de las noticias: agencia Reuters, Tas..., igual que en los periódicos se puede saber su opción política. Con internet no sabes quién está hablando. Incluso Wikipedia, que está bien controlada. Usted es periodista, yo soy profesor de universidad, y si accedemos a una determinada página web podemos saber que está escrita por un loco, pero un chico no sabe si dice la verdad o si es mentira. Es un problema muy grave, que aún no está solucionado» (ABC, marzo de 2015).

«Parece que los jóvenes ahora miran más YouTube, se van acostumbrando a cosas muy rápidas, quizá ya no podrían ver una película de Wim Wenders que dura cuatro horas. Pero se puede cambiar: a uno de mis nietos, cuando tenía diez años, le dije que tenía que ver El guateque, con Peter Sellers, divertidísima; pero no le gustaba, era demasiado lenta para él. Ahora que tiene quince años, le gusta. Se ha convertido en alguien capaz de entender una película más lenta, pero al principio estaba acostumbrado a una velocidad más rápida» (ABC, marzo de 2015).

Frases breves sobre otros temas

«El autor debería morirse después de haber escrito su obra. Para allanarle el camino al texto».

«Los libros se respetan usándolos, no dejándolos en paz».

«El narrador no debe facilitar interpretaciones de su obra, si no, ¿para qué habría escrito una novela, que es una máquina de generar interpretaciones?».

«La televisión se nos aparece como algo semejante a la energía nuclear. Ambas sólo pueden canalizarse a base de claras decisiones culturales y morales».

«Los libros son esa clase de instrumentos que, una vez inventados, no pudieron ser mejorados, simplemente porque son buenos. Como el martillo, el cuchillo, la cuchara o la tijera».

«Nada es más nocivo para la creatividad que el furor de la inspiración».

«Hoy no salir en televisión es un signo de elegancia».

«Hay libros que son para el público, y libros que hacen su propio público».

«El mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee».

«Adoro a los gatos. Son de las pocas criaturas que no se dejan explotar por sus dueños».

REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
*






Email Marketing by VerticalResponse