Rancho Las Voces: Tin Tan / Rubén Moreno Valenzuela: «Ése, mi Tin Tan, washa cómo te recuerdan - una crónica del festejo»

Tin Tan / Rubén Moreno Valenzuela: «Ése, mi Tin Tan, washa cómo te recuerdan - una crónica del festejo»

.
Un grupo de pachucos posa frente a la estatua de Germán Valdés en el Mercado Juárez. (Foto: RMV / RanchoNEWS)

Ciudad Juárez, Chihuahua. 19 de septiembre de 2015. (Rubén Moreno Valenzuela / RanchoNEWS).- Ése, mi Tin Tan. Washa cómo la mañana de hoy 19 de septiembre de 2015 amaneció lluviosa, lo cual fue una bendición, bato; tras el calor del verano que dijo bye-bye. Washa cómo está mojado todo el piso de la plaza exterior del Mercado Juárez, que construyeron dónde era el estacionamiento; plaza que construyeron en tu honor y dónde colocaron una estatua tuya que hizo el maestro Guadalupe Díaz Nieto (a la inauguración, hace ya muchos años, asistió tu carnal Manuel «El Loco» Valdés, por cierto en aquella ocasión varios decíamos que el rostro de la estatua se parecía más a Jack Nicholson interpretando a The Joker que a ti; lo cual es comprensible porque don Guadalupe ha de haber tenido la misma opinión de ti que José Vasconcelos); washa cómo han dispuesto dos carpas para el evento, una para los músicos y otra más grande para el público; dijeron que el evento comenzaría a las 11:00 horas y no tiene visos de que sea así (sólo están las bellas bailarinas del grupo del Centro Municipal de las Artes (CMA) que aguardan sentadas en uno de los restaurantes exteriores); así que aprovecho para desayunar unos huevos rancheros en El Mexicanito. «¿Quiere una cerveza?», me pregunta el mesero. ¿Por qué no? Es sábado y es tu cumpleaños.

Washa cómo empiezan a llegar los pachucos como si los hubiera traído la lluvia del pasado.

Washa cómo comienza la fiesta. El grupo de baile del CMA ejecuta cuadros de la música de tu época: Swing, Danzón, Mambo. Invitan a bailar a miembros del público. La alegría cunde.

Washa cómo el conjunto de pachucos se acopla ante tu estatua y dejan fotografiar el orgullo de estar celebrándote.

Washa cómo participa este joven artista juarense, un marionetista: El Makiloko Machín

Washa cómo los pachucos posan individualmente para quién se los pide.

Washa cómo ya se instaló Proyecto 5, ese grupo de oldies (en género y en edad) que tocan los fines de semana frente al restaurante La Nueva Central, en la 16 de Septiembre. (¿Ya washaste?, ahora es un paseo peatonal). Tocan Rock and Roll y derivados del gusto juarense («Wasted days and wasted nights», cantan la rola de Fredy Fender) y la gente, que va llenando la plaza, se pone a bailar.

Washa ese chavillo qué listo, se consiguió una tira de billetes de lotería, porque la Lotería Nacional ha celebrando tu centenario con un billete conmemorativo. Le compro el mío.

Washa cómo los pachucos se vuelven a reunir, frente al escenario, para que sea fotografiado otra vez su orgullo de estar aquí.

Washa cómo los locatarios (¿Suena loca esa palabra, no te parece? Como si los batos estuvieran bien locuaces, ¿ves?) te han traído un pastel con el adorno de la figura de 100 años sobre ésta una silueta tuya en negro de una pose de una de tus fotos más famosas.

Washa cómo este par de humildes y simpáticas señoras mayores de edad, pero muy maduras de edad, tal vez ronden más de 70 años, han venido a celebrarte. Deciden bailar entre ellas. Les digo: «Faltaba más» y me acoplo a bailar con ellas. Me dicen un halago que seguramente será uno de los más bellos que habré de recibir en mi vida: «Es como si estuviéramos bailando con Tin Tan». Una de ellas, la mejor bailarina, me dice: «No porque haya llegado ese señor (tu carnal Antonio «El Ratón» Valdés) vamos a dejar de bailar».

Washa cómo alrededor de las tres de la tarde llega tu carnal «El Ratón». Rodeado de una nube de reporteros y admiradores. Devela una placa. Lo llevan hasta el pastel y te cantamos Las Mañanitas. Lo ponen frente al micrófono en el escenario, pide permiso para quitarse el saco y externa su emoción y gratitud. Recuerda a todos sus hermanos. Cuenta un par de chistes y promete regresar para bailar mambo. El presidente municipal, Enrique Serrano confiesa haber crecido en nuestro barrio: El Barrio Cuauhtémoc. Para refrendarlo dice una frase local: Mochilas con el tacuche. Después invita a tu carnal, en compañía de un reducido grupo de colaboradores y el locatario promotor del evento, a tomarse una cerveza en uno de los restaurantes de la Plaza. Mientras que ha comenzado a tocar la Orquesta de Juan Valdez, como ha anunciado Carlos «El Capi» Noriega –vestido de pachuco– que ha fungido como maestro de ceremonias.

Washa cómo me voy a El Recreo, la cantina ubicada a una cuadra del mercado, en la esquina de la 16 de Septiembre y Madero, ¿la recuerdas? Un receso porque hay que asistir al Foro Nacional Germán Valdés Tin Tan, que desde ayer se realiza en el Teatro Experimental del Centro Cultural Paso del Norte.

Washa cómo la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y el Instituto Chihuahuense de la Cultura te han organizado este foro, en el que participan José Andrés Niquet Villatoro, autor del libro Tin Tan y su trompabulario; Fritz Glockner, autor de El Barco de la Ilusión. Biografía novelada de Germán Valdés Tin Tan; Héctor Noriega, autor de un libro sobre tus inicios en la radio juarense; y César Plascencia, creador de la página de Face Book dedicada a Tin Tan que cuenta con más seguidores. Ayer fueron muy claros en la diferencia entre los verbos cantinflear y tintanear.

Washa quién está ahí, entre el público, y que ahorita la presentan. Es Cuquita Aguirre, tu compañera de trabajo en la XEJ y tu amiga. Le entregan una placa de reconocimiento y dirige unas palabras a los asistentes: «Tuve el honor de trabajar con él. Era muy buen amigo y compañero, lo quería como a un hermano. Todavía me río de los chistes que me contaba y que me hacían llorar de risa. Fui cómica en el programa "La familia feliz", en el cual Germán era mi padre». Agrega que comenzó su carrera cantando a lo 14 años y que tuvo la dicha de actuar con Arturo de Córdova; y que al casarse dejó su carrera artística.

Washa ha llegado tu carnal «El Ratón» después de bailar el mambo prometido y de haber dejado toda una fiesta en la Plaza con la Orquesta de Juan Valdez. Aquí don Héctor Noriega Sánchez, el Barón de la Radio, le obsequia una copia de una fotografía de tu familia, cuyo original le obsequió Manuel Arturo Luján. Después narra brevemente los sucesos de este día y cuando llega a la estatua en la Plaza de Armas, comenta «¿El puro, no sería de mota?». Luego dice: «La gente de Juárez es de lo más hermoso. Agradezco el inmenso amor y cariño que le tienen a mi hermano»; y concluye: «Pido un gran aplauso para mi carnal dónde esté».

Washa...



REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
*






Email Marketing by VerticalResponse