Rancho Las Voces: Teatro / Ciudad Juárez: «Lights» de Pilo Galindo por la Última Butaca.

Teatro / Ciudad Juárez: «Lights» de Pilo Galindo por la Última Butaca.

.
Momento de la representación. (Foto: JMV)

C iudad Juárez, Chihuahua. 9 de julio de 2016. (RanchoNEWS/Jaime Moreno Valenzuela).- Provocadora puesta de escena, una dramaturgia de nuestro respetado y bien premiado Pilo Galindo y la compañía local de la Última Butaca herencia de Octavio Trias, que de una manera singular agrupa al talento fronterizo de todas las capacidades artísticas al mando de Jissel Arroyo.

Lights subió a escena ayer en la Sala de Teatro Experimental del CCPN llamada Octavio Trias, hoy en su segunda presentación de su mini temporada que termina mañana. Presenciamos como de costumbre un reto nuevo, no por volver hablar del absurdo recuento de nuestra vida con el narco y la infinidad de historias generadas más allá de de los medios de comunicación que se sirvieron del miedo de nuestra ciudad para generar riqueza. Ni para llorar a los que perdimos seres queridos en una guerra sin sentido, no nada de eso. No. Darle una nueva perspectiva, como entre las esferas del poder se da un amor enfermo.

Cosa patética, pensara usted gentil lector. En efecto si, nos habla de quienes en el poder, están solos, protegidos por el sistema, pero más solos que nunca. Mucho poder y no saber que hacer con él.

Por eso se genera una relación amorosa entre la abogada Diana y su defendido un sicario atípico.

La fuerza erótica aparece desde un principio, es una guerra vieja de la humanidad y las dos partes que en el absurdo de nuestros tiempos que representan el bien y el mal. Por favor no piensen en la justicia.

Una genial intención de acercar el comic al teatro, si, las intenciones son buenas, no sé donde me perdí o desapareció en el planteamiento de la obra (la pura idea me apabullo). O sólo fue una pincelada, lo dudo en Pilo. El reto era grande.

No es posible dejar de aplaudir el ejercicio de Sandra Castañeda el representar al mejor estilo del cine Noir, una femme fatal contra ella misma. Otra genialidad de Pilo.

Al igual que al actor invitado desde Chihuahua, Rogelio Quintana. Gran esfuerzo de su parte no cabe duda, si pudo posicionar sus ojos y hacerte ver la dualidad del personaje. Su disciplina como actor es aplaudible. Pero el juego de espejos le hizo difícil al público ubicarlo, en la trampa de la vida. Pensarías más en un Joker que en el Hombre Araña.

Jissel Arroyo, marca su huella una vez más y eso es bueno sigue apostando por trazos cortos muy rítmicos. Entiende muy bien como se generan los cuadros, apuesta por el audiovisual como escenario y su gusto musical le ayuda a mantener la atención. Bien por ella, su energía y su manera de hacer teatro.

«When the lights go down in the city
And the sun shines on the bay (malecón)
Do I want to be there in my (jrz) city?
Oh, oh, oh, oh, oh, oh, oh»

¿Un canto por un ciudad oscura?

Hagamos una cosa mañana vayan a teatro y si no pueden, la obra estará en el Festival de Teatro de la Ciudad, en este mismo mes.

La esperanza del amor se matiza.

«You are my sunshine, my only sunshine
You make me happy when skies are gray
You'll never know dear, how much I love you
Please don't take my sunshine away»

Una historia de amor en la ciudad que la llaman «ciudad oscura» termina, quizá en este momento empieza una nueva, con otras canciones.



REGRESAR A LA REVISTA

Servicio de Suscripción
* requerido
* Email Marketing by VerticalResponse